30 septiembre 2020

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes subraya que ese dato es absolutamente falso ya que, en todos los compromisos que se suscribieron para llevar a cabo el proyecto y la obra del Aeropuerto de Texcoco, hoy cancelado, los recursos utilizados fueron exclusivamente de origen público.

 

Para el proyecto citado, que se suspendió en diciembre de 2018, la inversión originalmente prevista se estimó en 13 mil millones de dólares; posteriormente, la empresa responsable de la Gerencia de Proyecto informó que ascendería a 16 mil millones.

 

El Gobierno Federal aportó, vía presupuesto, entre los años 2014 y 2018, aproximadamente mil 100 millones de dólares y, como es ampliamente conocido, se obtuvo un financiamiento, a través de la emisión de bonos, por un monto adicional de 6 mil millones de dólares.

 

La emisión de deuda no debe confundirse con inversión privada.

 

Por lo tanto, la SCT desmiente lo publicado y afirma, de manera categórica, que en el NAICM no hubo un solo centavo de inversión privada extranjera o nacional. Únicamente hubo inversión pública en su proceso de planeación, construcción y cancelación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *