3 agosto 2020

Luego de analizar información obtenida a través de mecanismos de inteligencia, la Comisión Ejecutiva del Consejo Estatal de Seguridad tomó la determinación de intervenir y desarmar a las policías municipales de Jalostotitlán y Poncitlán.

 

Desde esta mañana elementos de la Policía del Estado, el Ejército Mexicano y la Guardia Nacional, arribaron a las comisarías municipales y comenzaron con el desarme de sus elementos, así como con la intervención de sus instalaciones, equipos de comunicación y cómputo, archivos y, en general, de todos los activos.

 

Estas acciones se fundamentan en la conclusión a la que llegó el Consejo Estatal de Seguridad a través de su Comisión Ejecutiva, que vio conveniente la intervención de ambas corporaciones como una medida ante los señalamientos de abusos, excesos y sospechas que hay sobre el comportamiento de los elementos.

 

Dicha intervención servirá para que el personal de las comisarías atraviesen por un proceso de reevaluación durante 15 días; en este periodo recibirán capacitación en materia de derechos humanos, uso adecuado de la fuerza, exámenes de control de confianza, antidopaje, lineamiento de cumplimiento de la licencia colectiva y demás requisitos para ejercer la función policiaca.

 

A partir de hoy, contingentes de policías del Estado y de la Guardia Nacional ya atienden la seguridad de Jalostotitlán y Poncitlán y mantendrán esta encomienda de forma indefinida, con el apoyo del Ejército Nacional.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *