19 octubre 2020

Falso que el Gobierno de México no esté entregando agua potable a la población de Camargo, Chihuahua

La Conagua pide ser más responsables y veraces en el manejo de la información, en especial en temas como el suministro de agua potable para las familias de México

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) ha mantenido en todo momento el suministro de agua potable para los habitantes del municipio de Camargo, Chihuahua, pues es un deber de los tres órdenes de gobierno asegurar el Derecho Humano al Agua. El Gobierno de México trabaja de manera permanente para asegurar el correcto funcionamiento de la infraestructura hidráulica en el país.

 

Es falso que la Conagua haya suspendido el acceso al agua potable a los pobladores de Camargo y comunidades aledañas, quienes reciben agua suficiente y constante de la presa La Boquilla.

 

La Conagua ha mantenido abierta la derivadora Andrew Weiss, la cual se abastece de la presa La Boquilla y entrega el agua a través de los canales Patrocinio y Santa Rosalía, como se observa en las siguientes fotografías tomadas este 8 de octubre.

 

Como se ha enfatizado en otras ocasiones, en todo momento se da prioridad al agua para consumo humano de la población, reconocido universalmente como Derecho Humano al Agua. Respecto del agua para riego, el ciclo agrícola 2019-2020 concluyó el pasado 30 de septiembre, por lo que se entregará agua para riego cuando comience el siguiente ciclo, en marzo de 2021, a quienes cuentan con la concesión correspondiente.

 

A todos los actores estatales y locales se les invita a actuar con apego a derecho y a no confundir a la población con afirmaciones que carecen de sustento. Ninguna autoridad, federal, estatal o municipal tiene facultades para limitar o cancelar el ejercicio pleno del Derecho Humano al Agua.

 

El Gobierno de México seguirá actuando de acuerdo a criterios técnicos y legales, con el firme propósito de garantizar la continuidad de las actividades productivas en todas las cuencas –incluida la del Conchos–, la protección de las personas y su patrimonio, así como la seguridad de la infraestructura hidráulica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *