19 octubre 2020

La cooperación se centrará en la capacitación, identificación de emprendimientos y fortalecimiento de los colectivos y empresas comunitarias presentes en los territorios rurales para crear capacidades y promover la vinculación de los diferentes eslabones de la cadena productiva, con un énfasis de atención hacia pequeños productores y bajo el enfoque de la economía social. En esta primera etapa de pilotaje se iniciará en los municipios de Calakmul, Felipe Carrillo Puerto, y Valladolid.

 

Los encargados de firmar este documento fueron el titular de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons; el director general del INAES, Juan Manuel Martínez Louvier; y el representante de IICA en México, Diego Montenegro Ernst.

 

El director general de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, señaló que el sector agropecuario es de suma importancia para el sureste del país, pues es la actividad económica principal en cuatro de los cinco estados por los que pasa la ruta del Tren Maya y la que mayor número de empleos genera. Asimismo, destacó que esta colaboración coadyuva en los trabajos de dos líneas de acción fundamentales para el proyecto y que ante la actual pandemia derivada por el COVID-19, requieren de una reactivación: el turismo comunitario y la apicultura.

 

El titular del INAES, Juan Manuel Martínez Louvier, señaló que el objetivo del instituto es contribuir a que México sea un país más incluyente al colaborar activamente con el sector social de la economía, por lo que este convenio reafirmará el compromiso del Gobierno de México en trabajar para atender al sureste.

 

Por su parte, el representante del IICA en México, Diego Montenegro Ernst, destacó que estas alianzas entre el gobierno, organismos internacionales y agencias de cooperación permiten la promoción para ayudar a subsanar las brechas de desarrollo existentes en territorio. Proyectos como el Tren Maya mejorarán la productividad del sector primario, pero también atenderán rezagos sociales y ambientales. Agregó que la articulación y complementariedad de esta iniciativa estarán vinculados a una propuesta regional de intervención que permitirá la construcción de nodos de desarrollo local comunitario con impacto positivo en las comunidades y la economía de la zona.

 

Los beneficiados serán los apicultores, los prestadores de servicios turísticos comunitarios y los empresarios de la economía social en general, así como las comunidades involucradas en la cadena de valor.

 

El Tren Maya desarrolla oportunidades para todas y todos. Este convenio busca generar capacidades para los pequeños productores e impulsar proyectos que mejoren sus ingresos y calidad de vida. El sector agropecuario tiene un papel estratégico para el proyecto, con un alto potencial para garantizar el desarrollo económico sostenible y las condiciones de bienestar para los habitantes de la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *