20 octubre 2020

Durante la emergencia sanitaria por COVID-19 en México, en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se han integrado dos mil 535 equipos de respuesta COVID, en los que laboran más de 40 mil médicos y personal de enfermería, que tras arduos meses de batalla, son el rostro más humano de la pandemia.

 

La doctora Marcela Medal Vallejo es jefa del Servicio de Urgencias del Hospital General de Zona (HGZ) No. 32 Villa Coapa del IMSS en la Ciudad de México, nosocomio que estuvo inhabilitado desde el sismo de septiembre de 2017, y que a partir del 27 de abril abrió sus puertas como un hospital 100 por ciento COVID.

Como encargada de la coordinación de recursos humanos, es responsable por la labor de 236 médicas y médicos, de los cuales 75 son líderes y especialistas en las áreas de medicina interna, urgencias, neumología, infectología y anestesiología.

 

Destacó que en este esfuerzo más de 900 trabajadores integran un solo equipo contra la pandemia: enfermería, personal técnico, administrativo, camillería, de laboratorio, conservación, higiene y limpieza, indispensables para la atención adecuada de los pacientes con COVID-19.

La doctora Medal Vallejo afirmó que esta experiencia le ha enseñado que es capaz de afrontar una nueva pandemia, “sé que voy a ser la primera en estar ahí, estoy muy contenta de lo que estoy haciendo, me siento realizada, de verdad estoy muy satisfecha con el trabajo que estoy haciendo”.

 

Por su parte, Rubén Salazar Barca, enfermero jefe de piso, tiene a su cargo la logística y distribución del personal de enfermería que está al cuidado de los pacientes en el Covitario, gestiona insumos y es enlace con los equipos médicos, de nutrición y asistentes médicas.

Dijo que en estos meses han aprendido a trabajar aún más como equipo, “revisamos que el Equipo de Protección Personal vaya bien puesto, cuando lo retiramos estar bien concentrados porque cualquier mínimo error puede costar enfermarnos. Considero que la Familia IMSS, que siempre ha sido muy unida, en esto momentos se ha acercado más por esa situación”.

 

A pesar de que su especialidad es la dermatología, la doctora Diana Castillo Martínez continua laborando en esta pandemia en el área de informes: el personal revisa la nota médica de los pacientes e informa vía telefónica a sus familiares el estado de salud y tratamientos que se han aplicado.

 

Destacó que la mayoría de las personas agradecen la información que reciben de manera remota, “otros quisieran tener un contacto más personal, ver a su familiar, pero esto no es posible, se pone mucho en riesgo no solamente la salud del paciente sino también la salud de los familiares”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *