24 noviembre 2020

Vicente Martínez Villegas, Orlando Flores Teomitzi y Félix Arturo Castillo López, mexicanos egresados de la UDLAP, participaron en el desarrollo de un ventilador mecánico, cuyo objetivo es apoyar a la sociedad mexicana en el tratamiento de las complicaciones respiratorias causadas por el COVID-19.

Entre sus propiedades destaca su autonomía de energía hasta por nueve horas, su portabilidad, su memoria interna para guardar tendencias del paciente, auto ajuste a las necesidades del mismo, adaptabilidad para distintos tipos de carga, alarmas sonoras y visuales.

El R565 MX es un esfuerzo del personal de México, Estados Unidos e Israel de Rassini, empresa mexicana dedicada a la fabricación de componentes automotrices, enfocada en la innovación y en apostar por nuevos talentos que laboren en ella.

El equipo dedicado a este ventilador está integrado por 20 elementos, incluyendo a tres egresados de la Universidad de las Américas Puebla, quienes después de la realización del primer prototipo funcional, el departamento liderado por Vicente Martínez tomó la responsabilidad de su certificación y escalamiento de la producción.

Su idea se derivó en respuesta a la emergencia sanitaria causada por el COVID-19, en un afán de aportar ingeniería y desarrollo tecnológico al tratamiento de sus síntomas.

Así iniciaron la creación de un dispositivo que soporte la respiración de un paciente cuando esta se le dificulte, manteniendo una presión y un volumen parametrizados por un médico.

Rassini, en un esfuerzo por apoyar a la sociedad mexicana, descargó las especificaciones técnicas del ventilador Puritan Bennett 560, liberadas como open-source  por Medtronic  (Rassini y Medtronic no tienen relación alguna como empresa y la responsabilidad del desarrollo de este prototipo es únicamente de Rassini), las analizó y fabricó un prototipo para después someterlo al proceso de autorización por parte de Cofepris para su comercialización dentro de México.

Sus dimensiones son, acorde a Vicente Martínez Villegas, egresado de la Licenciatura en Ingeniería Electrónica de la UDLAP y jefe de Laboratorio Electrónico de Rassini, 32 centímetros de largo, 24 de ancho y 15 de altura, por lo cual es fácil de trasladar.

Otras características con las que cuenta es su interfaz clara para los médicos, basta con calcular los parámetros de presión, volumen, frecuencia, oxigenación deseados, a partir del peso, edad y otras condiciones del paciente y seleccionar el modo de ventilación que se desea.

Cuenta con una memoria interna que permite guardar un año de tendencias del enfermo para su posterior análisis; se auto ajusta acorde a las necesidades del mismo; cuenta con alarmas sonoras y visuales; se puede adaptar para recibir corriente eléctrica de casa, de un carro o usar autónomamente por nueve horas.

Lo anterior hace que el R565 MX no solamente tenga usos para los padecimientos del COVID-19, pues sus bondades permiten tener algunos otros.

“Los campos que creemos que tiene oportunidad el ventilador es el llamado Home Care, para pacientes mayores o pediátricos que sean atendidos en casa; también está diseñado para enfermeras de cuidados paliativos, para ser utilizado por neumólogos; incluso tiene un modo que puede apoyar a la terapia y a la apnea del sueño”, indicó el Lic. Martínez Villegas.

Actualmente el ventilador está en proceso de validación por CONACYT y COFEPRIS, para la producción y distribución.

El objetivo es que esté aprobado y montada la infraestructura para desarrollarlo en masa en dos meses aproximadamente, así lo señaló el egresado de la UDLAP.

“Se está evaluando su madurez tecnológica y que se tengan los medios necesarios para la escalabilidad de la producción, que cumpla con las especificaciones técnicas y que pueda aportar el soporte al paciente, consumibles, piezas, manuales.

Nuestro primer objetivo es contactar a las secretarias de salud de cada estado, discutir sus necesidades, al mismo tiempo que se contactará con SEDENA, que también están apoyando este esfuerzo para poder distribuirlo a las zonas más afectadas, donde hay una carencia de equipos y contagios graves”, comentó.

Para tener una mejor explicación del proyecto por parte del egresado de la UDLAP, Vicente Martínez, visite https://youtu.be/JM9gMYebcwg.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *