30 de noviembre de 2020

El gobernador Adán Augusto López Hernández recorrió la mañana de este jueves, calles afectadas de la colonia Gaviotas Norte para supervisar la operación de bombas colocadas por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), a fin de liberar las anegaciones en la zona.

 

En su visita, atendió solicitudes y demandas, además escuchó diversos planteamientos hechos por ciudadanos.

 

López Hernández explicó que equipos de bombeo recién instalados por personal de la Conagua, también son operadas por personal de la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento (CEAS), que en pocas horas lograron secar la zona de la calle Choco Tabasqueño, y ya se atiende la parte de Palomares y el sector Abanico, donde se esperaba que la tarde de este jueves, quedaran totalmente liberadas de agua.

 

En entrevista, el mandatario dijo que durante sus recorridos que ha hecho desde que inició la contingencia en gran parte de la entidad, ha recogido muchas peticiones y solicitudes de la población, pero también ha escuchado demandas ciudadanas lo que consideró normal por la situación que viven muchos tabasqueños.

 

Destacó que es muy posible que el fin de semana regrese el presidente Andrés Manuel López Obrador al estado para supervisar las tareas de apoyo.

 

Indicó que el desalojo de agua se realiza de manera estratégica y conforme van bajando los niveles del río Grijalva y de la laguna El Camarón, para evitar que se regrese de nueva cuenta.

 

Adán Augusto López explicó que los trabajos encabezados por brigadas de Protección a la Infraestructura y Atención de Emergencia (PIAE) de la Conagua, son realizados con camiones de bombeo que cuentan con seis líneas de salida de ocho pulgadas y capacidad de 500 metros cúbicos.

 

El mandatario estatal lamentó que por la contingencia, hayan fallecido ocho personas ahogadas.

 

Informó además que prácticamente todos los ríos han descendido sus niveles, a excepción del Usumacinta, que ya afecta a zonas de Tenosique y en menor medida, a Balancán y Jonuta, pero seguirá causando problemas en las próximas horas.

 

López Hernández señaló que todavía hay zonas afectadas de los municipios de Centro, Nacajuca, Jalpa de Méndez y Centla, que ya tiene partes muy complicadas.

 

Detalló además que en colonias de Macuspana el agua empieza a bajar y ahora se trabajará en un programa de ayuda directa a las personas afectadas, porque “muchas perdieron todo”.

 

Resaltó que se encuentra en Tabasco, el secretario de Bienestar, Javier May Rodríguez, para conocer a detalle la situación por la que atraviesa el estado, y así, empezar a analizar la posibilidad de crear una estrategia para apoyar a la población afectada.

 

Cuestionado sobre el desfogue que actualmente hace la presa Peñitas, manifestó que esta hidroeléctrica estaba extrayendo mil 200 metros cúbicos por segundo, pero recién bajó a 800 y debe mantenerse entre 800 y mil 200 metros cúbicos por segundo durante un mes completo. “Ese es el promedio que deben mantener en un mes”, advirtió.

 

Anunció que para evitar que se incrementen enfermedades endémicas como consecuencia de las inundaciones, el miércoles inició un programa de nebulización terrestre para evitar la propagación del dengue, y el viernes, añadió, esta fumigación se realizará por vía aérea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *