1 de diciembre de 2020

Para nueva fase contra COVID-19, distribuirá Estado miles de oxímetros entre la población de Chihuahua

Adelanta gobernador Javier Corral algunas acciones que formarán parte de la estrategia a aplicar, una vez que concluya este miércoles la restricción horaria que marcó el Estado de Emergencia Sanitaria

En entrevista con Ciro Gómez Leyva para el noticiero Por la Mañana, en Radio Fórmula, el mandatario estatal adelantó que el Consejo Estatal de Salud establecerá nuevas medidas, aunque el semáforo de riesgo epidemiológico COVID-19 se mantendrá en rojo.

 

“Nosotros vamos a quedarnos en el semáforo rojo, pero vamos a flexibilizar o abrir algunas actividades comerciales, obviamente el horario de restricción termina ya, el de los fines de semana, porque ahí había una suspensión completa de actividades de sábado y domingo”, expresó.

 

Explicó que las nuevas disposiciones tendrán que ver con una mayor distancia entre las personas, organización al interior de los espacios y reconversión de sitios cerrados a abiertos

 

Javier Corral  indicó que el Gobierno del Estado generará un programa de seguimiento, vigilancia y monitoreo a distancia, mediante instrumentos como los termómetros y oxímetros, para tener la posibilidad de ayudar a las personas en sus casas.

 

“Ese manejo va a permitir desaturar los hospitales o que la gente no tenga que llegar a ellos. Entonces, estamos aportando, mediante una serie de instrumentos como los oxímetros, que estamos adquiriendo por miles para entregar a familias, a empresas a distintos negocios, para que nos ayuden en el monitoreo y la vigilancia de los casos positivos”, detalló.

 

Sin embargo, advirtió que “nada será suficiente si no mantenemos las medidas de sana distancia y todo lo que tiene que ver con la higiene personal y uso de cubrebocas”.

 

El titular del Ejecutivo estatal recordó que el horario de restricción de movilidad nocturna y de fines de semana fue dictado por el Consejo Estatal de Salud, debido a una alerta sanitaria ante un repunte de contagios que impactó, tanto en el nivel de ocupación hospitalaria como en el número de defunciones.

 

“Esta medida de cierre en fin de semana, de comercios, de industria, de todas las actividades comerciales, nos ha producido buenos resultados. Ya empezamos a ver en el estado, que el repunte se ha detenido. Estamos incluso en leve descenso, pero ya estamos respirando en términos de ocupación hospitalaria”, agregó.

 

Consideró que los resultados más importantes de la restricción horaria, se apreciarán en las siguientes dos semanas, luego de haber llegado a una saturación de hospitales tan crítica, que obligó a un promedio de espera de 2 horas, para desocupar una cama.

 

Destacó que para esta nueva fase de la estrategia para contener los contagios de COVID-19, será indispensable el uso permanente de cubrebocas, por lo que el Gobierno del Estado publicó una Ley que establece la obligatoriedad de portarlo, respaldada por una fuerte campaña de promoción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *