18 de abril de 2021

CIUDAD DE PUEBLA, Pue. – A un año del primer caso confirmado de COVID-19 en Puebla, el gobernador Miguel Barbosa Huerta resaltó que su administración ha mantenido una estrategia firme y clara para combatir ese virus y garantizar la salud de las y los poblanos, ejemplo de ello fue que se fortaleció la infraestructura hospitalaria, así como los decretos emitidos para la reapertura gradual y responsable de la economía.

 

En videoconferencia de prensa en Casa Aguayo, el titular del Ejecutivo comentó que el gobierno que encabeza también ha invertido recursos para que no falte la atención a la población que ha sido afectada por la COVID-19: “vamos saliendo y vamos a salir”.

 

Recordó que Puebla ha sido vulnerable en este tema, pues es un estado industrial y de paso para el intercambio de mercancía tanto con entidades del norte como del sureste del país. Agregó que esta situación generó condiciones de contagio difíciles, por lo que, derivado de las acciones realizadas, se ha controlado gradualmente el tema de los casos.

 

Barbosa Huerta indicó que el estado está en un proceso de reactivación económica en medio de una meseta alta estable; sin embargo, reconoció a las y los poblanos por continuar con las medidas de prevención para que los contagios no sigan al alza y pueda regresarse pronto a la normalidad: “mantenemos una estrategia de firmeza y claridad donde sostenemos un rumbo, hemos reaccionado desde el gobierno y la sociedad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *