22 de abril de 2021

OPINIÓN | Incidencia delictiva en febrero, el rebote comienza

Por increíble que parezca, los últimos 15 días sin confinamiento correspondientes a febrero fueron suficientes para que la mayoría de los delitos se incrementaran respecto del mes inmediato anterior

Incidencia delictiva en febrero

Incidencia delictiva en febrero. Foto: Milenio

Febrero marcó el fin del repunte de contagios y muertes por Covid-19 y el reinicio de la nueva normalidad; desafortunadamente junto con ella volvieron a incrementarse los delitos del fuero común, en particular secuestro, extorsión, lesiones dolosas, violencia familiar y robo en transporte.

Así lo indican las cifras que mensualmente da a conocer el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), más allá de los matices que se le hayan querido dar durante la conferencia “mañanera” del 22 de marzo para hacer creer que el problema de la inseguridad está resuelto, sin insinuar siquiera que la disminución en la incidencia delictiva registrada de abril de 2020 a enero de 2021 se debió al cese de las actividades económicas y el confinamiento de las personas por la pandemia, que se tradujo en una menor cantidad de víctimas potenciales fuera de sus hogares, aunado a la reducción del personal de las Fiscalías Generales de Justicia del país y la propia Fiscalía General de la República que recibe las denuncias.

De hecho febrero fue el parteaguas en materia de Covid-19 ya que del 1 al 14 de febrero 13 entidades federativas se encontraban en color rojo del semáforo epidemiológico, 17 en naranja, 2 en amarillo y cero en verde; sin embargo, para la quincena del 15 al 28 del mismo mes las cosas mejoraron significativamente al registrarse solo 2 estados en rojo, 21 en naranja, 8 en amarillo y uno en verde, por lo que los sectores de la población que se confinaron en diciembre volvieron a las calles.

De esta manera, para la segunda quincena de febrero varias personas regresaron a sus actividades laborales en forma presencial. Además, los centros comerciales, negocios de diversos giros e incluso algunos cines volvieron a abrir, por lo que sus clientes se convirtieron en blanco de la delincuencia, teniendo como resultado un mayor número de delitos del fuero común en febrero, con 150 mil 780, frente a los 147 mil 164 registrados en enero.

Por increíble que parezca, los últimos 15 días sin confinamiento correspondientes a febrero fueron suficientes para que la mayoría de los delitos se incrementaran respecto del mes inmediato anterior (enero).

Aun así comparar las cifras de febrero de 2021 con las de febrero de 2020 es a todas luces ventajoso ya que estamos saliendo de la pandemia y obviamente la incidencia delictiva aún es menor que a principios del año pasado.

Por las condiciones similares de encierro, menor actividad económica y ciertas restricciones a la movilidad, lo más sensato es comparar febrero con enero e incluso diciembre y ahí las cosas ya no son tan positivas como se pretende hacer creer, ya que se alcanza a distinguir que el rebote comienza, prueba de ello es que 12 de 22 delitos registraron un incremento pese a que febrero solo tuvo 28 días.

Los delitos que se incrementaron fueron el secuestro, extorsión, lesiones dolosas, abuso sexual, acoso sexual, hostigamiento sexual, violación simple, violación equiparada, robo en transporte público colectivo, robo en transporte público individual, violencia familiar y trata de personas.

Es más que claro que si dividimos la cantidad de delitos reportados al SNSP entre 28 días que tuvo febrero y la comparamos con la cantidad resultante de dividir los 31 días de enero, tenemos que sólo uno de 22 delitos analizados resulta mejor que en enero, lo cual indica que la clave está en que pueden parecer menos delitos pero la cifra es engañosa por lo corto que fue el mes de febrero.

Ejemplo de lo anterior es que durante febrero de 2021 fueron asesinadas diariamente en forma dolosa 93.8 víctimas (2 mil 626 en total) mientras que en enero solo fueron 91.2 (2 mil 829 en total), una cifra por demás significativa por dondequiera que se le quiera ver de 2.6 asesinatos más todos los días.

Otro caso es el de robos totales que pasó de 1,509.4 diarios en enero (46 mil 791 en total) a  1,618.5 diarios en febrero (45 mil 319 en total), es decir 109 robos diarios más por día.

En razón de lo anterior, tampoco es válido que si las cosas no son favorables al gobierno de la 4T se recurra al análisis bimestral, se compare con meses de 2020 sin pandemia o se modifiquen los criterios como parece haberse hecho con el retraso de la publicación de las cifras; en el mejor de los casos debería hacerse de una sola forma, ya sea mensual o bimestral, asumiendo los riesgos de que le vaya mal a la autoridad.

Es deseable que el análisis de la incidencia delictiva que se viene haciendo desde el gobierno federal escale a una nueva categoría para que no parezca acomodado a modo y explore todas la aristas para dar mejores resultados, con mayor razón ahora que la pandemia parece ceder y que los delitos se incrementarán inevitablemente, sobre todo por el panorama económico que atraviesa el país y el surgimiento de nuevos mercados ilícitos, como los de las vacunas, pruebas, medicamentos y cubrebocas.

*Las ideas contenidas en este texto son responsabilidad de su autor y no reflejan la postura de News Report MX

Facundo Rosas realizó sus estudios de Ingeniería en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), donde fue condecorado con la “Medalla al Mérito Universitario”;  cuenta con Maestrías en Administración y en Seguridad Pública y Derechos Humanos.

Facundo Rosas
Ingeniero Facundo Rosas

Su trayectoria incluye el haber sido Director General de Terrorismo de la Policía Federal Preventiva (PFP), Director General de Análisis Táctico de la Agencia Federal de Investigación (AFI), Coordinador de Inteligencia para la Prevención de la PFP, Subsecretario de Estrategia e Inteligencia Policial de la SSP Federal, Subsecretario de Prevención, Vinculación y Derechos Humanos de la SSP Federal, entre otros cargos.

Entre marzo de 2010 y febrero de 2012 atendió directamente la problemática de violencia en Ciudad Juárez, Chihuahua en el marco de la Estrategia “Todos Somos Juárez”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *