26 de julio de 2021

El Gobierno de México, a través de la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración, ha adoptado la vía de solución amistosa como herramienta para dar fin a procesos contenciosos, apuntando a la generación de medidas de no repetición y, sobre todo, de políticas que buscan una reconstrucción del tejido social.

 

En su Informe Anual 2020, la CIDH reconoció a México por avanzar en la implementación total de acuerdos de solución amistosa, en las que se incluyen componentes de satisfacción, restitución, rehabilitación, compensación y no repetición, y, observó que fue el segundo país del continente americano con mayores niveles de avance en la implementación de medidas previstas en tales acuerdos. Asimismo, reconoce al Estado por su disposición de diálogo con las víctimas y sus representantes “para encontrar conjuntamente fórmulas para la reparación […] de manera ajustada a sus necesidades e intereses por la vía de la solución amistosa”.

 

En el contexto de la pandemia COVID 19, la CIDH señaló como buena práctica la transmisión virtual del acto de reconocimiento de responsabilidad en el Caso 12.790 Manuel Santiz Culebra y otros “Masacre de Acteal”.

 

Sin menoscabo de lo anterior, la Unidad para la Defensa de los Derechos Humanos, encargada de la coordinación del seguimiento y cumplimiento de los asuntos ante organismos internacionales, reconoce que existen grandes retos y asume el llamado de la CIDH, a fin de impulsar el cumplimiento de las medidas de reparación, particularmente las relacionadas con temas de justicia.

 

El Gobierno de México reconoce que la transformación de la vida pública del país solamente será posible mediante la promoción, respeto, protección y garantía de los derechos humanos, por ello continuará trabajando para combatir las causas estructurales que se han traducido en violaciones a derechos humanos en nuestro país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *