7 de julio de 2022

Gobernador de Oaxaca y directores de IMSS e INSABI se reúnen para lograr el ordenamiento del sector salud del estado

Los objetivos principales son atender las demandas de las y los trabajadores y crear las condiciones para que Oaxaca pueda tener el sector salud eficiente de calidad y gratuito que se merece

El gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, y los directores generales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Maestro Zoé Robledo, y del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), Juan Antonio Ferrer, sostuvieron una reunión para establecer líneas de acción a fin de lograr el reordenamiento del sector salud oaxaqueño, derivada del término de vigencia de dos mil 125 plazas eventuales que no cuentan con fuente de financiamiento.

 

Los acuerdos definidos en esta reunión buscan fortalecer al sector salud de la entidad, permitir al Estado cumplir con la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y Municipios, y proteger los derechos de los trabajadores de la salud, el cual es uno de los compromisos del gobernador, Alejandro Murat Hinojosa y del  presidente Andrés Manuel López Obrador.

 

El Gobernador señaló que el Gobierno del Estado trabaja para presentar una solución y no solamente llevar el problema a la federación, “y la solución radica primero en atender del hoy hacia atrás. Cerrar con cero deuda la parte de las obligaciones que tenemos tanto fiscales como de seguridad social, y regularizar y ordenar de mejor manera los gastos del sector para que Oaxaca pueda tener el sistema de salud eficiente que se merece”.

 

“Estamos agradecidos por el apoyo y preparados para trabajar en equipo con la urgencia que amerita el caso”, señaló.

 

En su intervención, el director general del IMSS, Maestro Zoé Robledo, señaló que el planteamiento del Presidente de México es la transformación del Sistema Nacional de Salud, a fin de tener un mejor servicio.

 

Señaló que la instrucción del titular del Ejecutivo federal es revisar la infraestructura y actualizarla, ya que se ha ampliado la cobertura y cartera de servicios, y a partir de eso se revisen los presupuestos para el tema del personal.

 

Dijo que es importante poner el tema de salud en el centro y alrededor de esto los elementos financieros y los temas laborales que tendrían que estar acompañados.

 

Juan Antonio Ferrer Aguilar, titular del Insabi, puntualizó que por instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador, en Oaxaca, el Insabi tiene dada de alta una nómina de 527 trabajadores para la atención de la pandemia por Covid 19, que al día de hoy representan 300 millones de pesos…”que nosotros los tenemos con el apoyo de la Secretaría de Hacienda. Entonces en el año 2020 son 150 millones de pesos y en el año 2021 hasta hoy hemos dado 150 millones de pesos. Yo creo que eso hay que resaltarlo porque es un apoyo extra.”

 

Ferrer Aguilar dijo que, a la fecha, el INSABI ha depositado puntualmente todas las aportaciones a la entidad, que suman mil 144.5 millones de pesos en 3 trimestres. “Entonces a la fecha nosotros llevamos íntegros los depósitos, del INSABI no hay ningún atraso. Ha sido algo que desde luego el presidente ha influido, pero también el Secretario Alcocer ha estado atento a lo que sucede en Oaxaca y nuestro interés es seguir apoyando”.

 

En este mismo marco, se llevó a cabo una reunión con el fin de favorecer el abasto suficiente de medicamentos, principalmente oncológicos, para ayudar con los requerimientos formulados por madres y padres de familia de las y los niños así como de las y los jóvenes oaxaqueños. Por lo que se estará suministrado en los próximos días los insumos necesarios para atender todas las demandas de la población.

 

Al encuentro acudieron del gobierno del estado: doctor Juan Carlos Marquez Heine, secretario de Salud y Director General de los Servicios de Salud de Oaxaca; Vicente Mendoza Téllez Girón Secretario de Finanzas; Jorge Hidalgo Tirado,  subsecretario de Finanzas; Alejandro Negrete Álvarez, subdirector General de Administración y Finanzas; doctora Mariel Pizarro Castellanos, subdirectora General de Servicios de Salud; y el doctor Héctor Matus Santiago, subdirector General de Innovación y Calidad.

 

Por parte del Seguro Social: Luisa Obrador Garrido, titular de la Unidad de Evaluación de Organos Desconcentrados; doctora Gisela Lara Saldaña, titular de la Unidad del Programa IMSS-BIENESTAR; y Alejandro Marquina Martínez, titular de la Unidad de Personal.

 

A su vez, del INSABI asistieron: Alberto Cesar Hernández Escorcia, coordinador de Asuntos Jurídicos; doctor Alejandro Calderón Alipi, titular de Unidad de la Coordinación Nacional de Abastecimiento de Medicamentos y Equipamiento Médico; Víctor Manuel Lamoyi Bocanegra, titular de Unidad de la Coordinación Nacional de Administración y Finanzas; y Candelario Pérez, coordinador de Recursos Humanos y Regularización de Personal.

 

Además, de la Secretaría de Salud federal: Marco Vinicio Gallardo, titular de la Unidad de Administración y Finanzas.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Por si te lo perdiste

Con el fin de facilitar a los trabajadores afiliados el trámite de su incapacidad por contagio de COVID-19 sin necesidad de ir al médico y romper las cadenas de contagio, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) activó este 6 de julio la herramienta digital Permiso COVID-19, en su versión 4.0. Mediante un Código QR que estará disponible en www.imss.gob.mx, en la aplicación IMSS Digital para teléfonos inteligentes, así como en todas las unidades médicas, los trabajadores podrán ingresar sus datos y recibir por correo la confirmación de su permiso, el cual tienen que notificar a su empresa y funciona exactamente como cualquier otra incapacidad temporal. “El permiso COVID 4.0 es un servicio que pone el Instituto para los trabajadores afiliados. Tiene el propósito de ayudarlos a trabajar rápidamente su incapacidad sin necesidad de ir al médico, sin necesidad de hacerse una prueba y recibir directamente vía electrónica la notificación del subsidio por enfermedad general que les corresponde. “La idea es que nos quedemos en casa, minimicemos las cadenas de contagio y así vayamos reduciendo este quinto pico de transmisión que tenemos en México”, explicó el director de Prestaciones Económicas y Sociales del IMSS, doctor Mauricio Hernández Ávila. Para poder tramitar su incapacidad, el trabajador deberá capturar el captcha que se muestra en pantalla y posteriormente ingresar datos personales, su CURP, Número de Seguridad Social, INE y prueba de COVID positiva, en caso de tenerla; todo esto en formato PDF o JPG. Una vez que se ingresa la información, el programa interactúa con la persona trabajadora y le pide datos bancarios, se ingresa cuenta CLABE y se hace la confirmación de si quiere realizar el permiso COVID. Se dará al trabajador permiso legalmente para ausentarse por cinco días y recibir un subsidio –como sucede en enfermedad general- del 60 por ciento del salario registrado en el IMSS durante los días cuarto y quinto de incapacidad; el pago se realizará en la cuenta registrada y una vez tramitada la solicitud, no podrá ser cancelada. “Nos indican nuestras predicciones que en la semana del 17 de julio tendremos la temporada más alta de transmisión en este quinto pico, que me gustaría aclarar que no es ni con mucho como fue en las primeras nueve semanas del año, es menor pero de todas maneras tenemos que reducir las cadenas de transmisión”, precisó el doctor Hernández Ávila. Si un trabajador ya tuvo un permiso COVID previo, puede volver a tramitar otro permiso, con la variante de que el primero fue por 14 días, después de siete y actualmente se otorga para cinco días de resguardo. “Se le da un comprobante de incapacidad temporal, muy parecido a lo que se proporciona al trabajador cuando va con el médico y el mismo médico le prescribe la incapacidad temporal. Esto realmente es una innovación del Instituto para facilitarle a los trabajadores resguardarse en casa y así bajar las cadenas de contagio, porque al final también el trabajador tiene que ir al banco, a la Unidad de Medicina Familiar, regresar, hacerse la prueba y ya tuvo 10 o 15 contactos en ese trayecto, entonces, la idea es quedarnos en casa”, dijo el director de Prestaciones Económicas y Sociales. En la versión anterior del permiso COVID, casi un millón y medio de trabajadores tramitaron su incapacidad; de ellos, aproximadamente 350 mil lo hicieron por vía digital, en tanto que el promedio de edad en que fue solicitado fue de 28 años, siendo entidades como Ciudad de México, Nuevo León, Jalisco y Estado de México, las que tuvieron mayor número de solicitudes. Aunque los cuadros respiratorios por el SARS-CoV-2 actualmente son más leves en el país, en los casos en que el trabajador no se recupere al quinto día, la recomendación es que acuda a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) que le corresponde o al área de Urgencias. El IMSS hace un llamado para que, después de pasar por su periodo de recuperación en aislamiento, las personas regresen a laborar a sus áreas de trabajo con el seguimiento de las medidas sanitarias, como uso apropiado del cubrebocas, lavado de manos con agua y jabón o aplicación de alcohol gel al 70 por ciento, y distanciamiento social de al menos 1.5 metros. Para solicitar más información sobre el permiso, los trabajadores pueden comunicarse al Call Center, en el teléfono 800 2222 668, opción 0.