6 de julio de 2022

Impulsando el trabajo artesanal se reactiva el desarrollo económico y cultural de las comunidades originarias: SEDECOP

Papantla, Ver., 25 de septiembre de 2021.- En apoyo a la promoción y comercialización de productos artesanales, habitantes de pueblos originarios fueron beneficiados con recursos económicos para compra de insumos y venta de textiles elaborados con fibras naturales. “Esto nos favorece en gran medida, pues da a conocer nuestras mercancías y así podemos seguir trabajando”, comentó Yolanda Cruz Hernández de Ayacaxtla, municipio de Chicontepec.

 

Derivado de un convenio de colaboración entre el Gobierno del Estado, mediante la Secretaría de Desarrollo Económico y Portuario (SEDECOP), y el Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (FONART), organismo sectorizado a la Secretaría de Bienestar, se entregaron cheques a 75 artesanos de las Altas Montañas y Huastecas Alta y Baja, por cantidades de 3 mil 500 a 5 mil pesos.

 

Con base en un padrón estatal de selección y un estudio socioeconómico el apoyo llega de manera directa, sin intermediarios; así pueden adquirir materias primas y continuar sus actividades en el marco de las políticas de difusión y preservación del conocimiento de las costumbres y tradiciones.

 

“Es lo que necesitábamos, porque en este tiempo nos habíamos visto muy afectados, tanto en ventas como en la elaboración de nuestras prendas”, señaló Berenice Sánchez Aguilar, quien desarrolla un proyecto de bordados en manta y confección de trajes típicos.

 

Entre estas manualidades destacan los hilvanados con lana de borrego en telar de cintura, manteles, vestimenta y accesorios femeninos, como rebosos, quexquémitl (pieza con orígenes en la Mesoamérica precolombina), collares, aretes, llaveros y bolsos; decorado todo con pinturas naturales preparadas con flores, raíces y hierbas.

 

“Ahorita que nos llegó el dinero podemos hacernos de más telas e hilos y con eso seguir activos y apoyándonos económicamente”, reiteró Marina Núñez Simbrón, originaria de Gildardo Muñoz, en Papantla; ella diseña y cose indumentaria tradicional para festividades religiosas y ferias locales.

 

Por su parte, Angélica de la Cruz Tiburcio dijo estar sorprendida y muy contenta por la atención que ahora reciben los artesanos, ya que eso nunca había pasado. “Ahora que se está dando la oportunidad para mí es excelente, nadie nos ayudaba. Nosotros mismos vendemos la mercancía y lo que sacamos lo volvemos a invertir.

 

“Ya tengo encargos en manta y bordado rojo, entonces esto que nos dieron ahí lo voy a utilizar, para poder comprar y distribuir. Me ayuda a cubrir lo de mis pedidos y también apoya mi economía”, expresó.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Por si te lo perdiste

Con el fin de facilitar a los trabajadores afiliados el trámite de su incapacidad por contagio de COVID-19 sin necesidad de ir al médico y romper las cadenas de contagio, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) activó este 6 de julio la herramienta digital Permiso COVID-19, en su versión 4.0. Mediante un Código QR que estará disponible en www.imss.gob.mx, en la aplicación IMSS Digital para teléfonos inteligentes, así como en todas las unidades médicas, los trabajadores podrán ingresar sus datos y recibir por correo la confirmación de su permiso, el cual tienen que notificar a su empresa y funciona exactamente como cualquier otra incapacidad temporal. “El permiso COVID 4.0 es un servicio que pone el Instituto para los trabajadores afiliados. Tiene el propósito de ayudarlos a trabajar rápidamente su incapacidad sin necesidad de ir al médico, sin necesidad de hacerse una prueba y recibir directamente vía electrónica la notificación del subsidio por enfermedad general que les corresponde. “La idea es que nos quedemos en casa, minimicemos las cadenas de contagio y así vayamos reduciendo este quinto pico de transmisión que tenemos en México”, explicó el director de Prestaciones Económicas y Sociales del IMSS, doctor Mauricio Hernández Ávila. Para poder tramitar su incapacidad, el trabajador deberá capturar el captcha que se muestra en pantalla y posteriormente ingresar datos personales, su CURP, Número de Seguridad Social, INE y prueba de COVID positiva, en caso de tenerla; todo esto en formato PDF o JPG. Una vez que se ingresa la información, el programa interactúa con la persona trabajadora y le pide datos bancarios, se ingresa cuenta CLABE y se hace la confirmación de si quiere realizar el permiso COVID. Se dará al trabajador permiso legalmente para ausentarse por cinco días y recibir un subsidio –como sucede en enfermedad general- del 60 por ciento del salario registrado en el IMSS durante los días cuarto y quinto de incapacidad; el pago se realizará en la cuenta registrada y una vez tramitada la solicitud, no podrá ser cancelada. “Nos indican nuestras predicciones que en la semana del 17 de julio tendremos la temporada más alta de transmisión en este quinto pico, que me gustaría aclarar que no es ni con mucho como fue en las primeras nueve semanas del año, es menor pero de todas maneras tenemos que reducir las cadenas de transmisión”, precisó el doctor Hernández Ávila. Si un trabajador ya tuvo un permiso COVID previo, puede volver a tramitar otro permiso, con la variante de que el primero fue por 14 días, después de siete y actualmente se otorga para cinco días de resguardo. “Se le da un comprobante de incapacidad temporal, muy parecido a lo que se proporciona al trabajador cuando va con el médico y el mismo médico le prescribe la incapacidad temporal. Esto realmente es una innovación del Instituto para facilitarle a los trabajadores resguardarse en casa y así bajar las cadenas de contagio, porque al final también el trabajador tiene que ir al banco, a la Unidad de Medicina Familiar, regresar, hacerse la prueba y ya tuvo 10 o 15 contactos en ese trayecto, entonces, la idea es quedarnos en casa”, dijo el director de Prestaciones Económicas y Sociales. En la versión anterior del permiso COVID, casi un millón y medio de trabajadores tramitaron su incapacidad; de ellos, aproximadamente 350 mil lo hicieron por vía digital, en tanto que el promedio de edad en que fue solicitado fue de 28 años, siendo entidades como Ciudad de México, Nuevo León, Jalisco y Estado de México, las que tuvieron mayor número de solicitudes. Aunque los cuadros respiratorios por el SARS-CoV-2 actualmente son más leves en el país, en los casos en que el trabajador no se recupere al quinto día, la recomendación es que acuda a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) que le corresponde o al área de Urgencias. El IMSS hace un llamado para que, después de pasar por su periodo de recuperación en aislamiento, las personas regresen a laborar a sus áreas de trabajo con el seguimiento de las medidas sanitarias, como uso apropiado del cubrebocas, lavado de manos con agua y jabón o aplicación de alcohol gel al 70 por ciento, y distanciamiento social de al menos 1.5 metros. Para solicitar más información sobre el permiso, los trabajadores pueden comunicarse al Call Center, en el teléfono 800 2222 668, opción 0.