7 de julio de 2022

México sufre de una impunidad ambiental considerable aseguran catedráticos de la UDLAP

Cholula, Puebla, a 27 de septiembre de 2021.- La Dra. Celeste Cedillo y el Dr. Juan Antonio Le Clercq, catedráticos de la Universidad de las Américas Puebla, participaron en el Congreso Latinoamericano de Investigación para la Paz en su edición doce, dando la ponencia Números de la injusticia ambiental en México: resultados y consideraciones metodológicas sobre el estudio y la medición estadística de la impunidad ambiental. 

 

Marcando la historia del Congreso Latinoamericano de Investigación para la Paz, el Consejo Latinoamericano de Investigación para la Paz, la Universidad Nacional Autónoma de Honduras y la Universidad Nacional Autónoma de México, como organizadores, lograron reunir a expertos de diversas partes del mundo a fin de participar en la edición de 2021. De esta forma a través de video llamadas se tuvo ponencias de personalidades de la Universidad de Oslo, del Centro Loyola Ayacucho del Perú, de la Universidad de Valladolid, de la Universidade de São Paulo, de la Universidad de Buenos Aires, de la Universidad de Granada, de la Fundación Nacional Batuta de Colombia, de la Universidad de Innsbruck, de la Université du Québec, entre otras. 

 

Entre los ponentes invitados estuvieron la catedrática del Departamento Relaciones Internacionales y Ciencias Políticas y el decano de Ciencias Sociales de la UDLAP, quienes presentaron el Índice de Impunidad Ambiental México 2020, del cual ambos son autores junto a la Mtra. Azucena Cháidez. En este documento se presenta información estadística comparada sobre delitos, daños, capacidades y funcionamiento de las políticas ambientales aplicada a las 32 entidades federativas del país. “Se hizo un análisis conceptual teórico de algunos enfoques que nos parecieron más adecuados para poder interpretar esta información, analizamos varios enfoques de la justicia ambiental, de la criminología verde y del reconocimiento del derecho a un medio ambiente sano”, explicó la Dra. Cedillo González.

 

Asimismo, detalló la consideración de más de 40 indicadores englobados en cuatro rubros a calificar: la problemática del crimen e injusticia ambiental, la importancia de los daños, riesgos e incumplimientos de programas y la falta de capacidad de las instituciones a nivel estatal. Así las entidades podrían alcanzar una puntuación máxima de cuatro unidades, por desgracia la mejor evaluada fue Durango con 2.31 puntos, mientras el promedio nacional fue de 1.43. Por lo tanto, “podemos decir que prácticamente en todos los estados la problemática de impunidad es muy marcada, se comparte con una relacionada con la falta de interés de recursos y de capacidades a nivel estatal para garantizar el nivel la protección de ecosistemas”, expuso el Dr. Le Clercq Ortega.

 

También exteriorizó que no existe una cultura de denuncia a nivel ambiental, adicionado a la poca confianza de las comunidades sobre las autoridades, al pensar en un involucramiento tanto en el delito como en prácticas extractivas, por lo tanto, utilizan otro tipo de mecanismos para defender el acceso a sus recursos. “A lo largo de nueve años se han denunciado alrededor de 323 delitos estatales ambientales, (es decir) en promedio cada año se cometieron 35.84 delitos”, eso habla de la impunidad sufrida en México en materia de ecosistemas, comentó el decano de Ciencias Sociales de la UDLAP.

 

Ambos autores concordaron hacia el final de su ponencia que aun queda mucho por hacer para mitigar los niveles de impunidad sobre el medio ambiente, siendo un paso importante el generar estadísticas, además de censos especializados en política, delito y violación a los derechos humanos ambientales; los cuales ayudarían a entender y visualizar los problemas a atacar. “Para nosotros la problemática de la justicia y de la impunidad ambiental tiene que considerarse como parte de la discusión de la crisis climática global y la ambiental en general, es un nuevo componente que va de la mano con la mitigación, adaptación y materializan a nivel local el daño, el sufrimiento y la victimización”, exteriorizó el Dr. Juan Antonio Le Clercq.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Por si te lo perdiste

Con el fin de facilitar a los trabajadores afiliados el trámite de su incapacidad por contagio de COVID-19 sin necesidad de ir al médico y romper las cadenas de contagio, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) activó este 6 de julio la herramienta digital Permiso COVID-19, en su versión 4.0. Mediante un Código QR que estará disponible en www.imss.gob.mx, en la aplicación IMSS Digital para teléfonos inteligentes, así como en todas las unidades médicas, los trabajadores podrán ingresar sus datos y recibir por correo la confirmación de su permiso, el cual tienen que notificar a su empresa y funciona exactamente como cualquier otra incapacidad temporal. “El permiso COVID 4.0 es un servicio que pone el Instituto para los trabajadores afiliados. Tiene el propósito de ayudarlos a trabajar rápidamente su incapacidad sin necesidad de ir al médico, sin necesidad de hacerse una prueba y recibir directamente vía electrónica la notificación del subsidio por enfermedad general que les corresponde. “La idea es que nos quedemos en casa, minimicemos las cadenas de contagio y así vayamos reduciendo este quinto pico de transmisión que tenemos en México”, explicó el director de Prestaciones Económicas y Sociales del IMSS, doctor Mauricio Hernández Ávila. Para poder tramitar su incapacidad, el trabajador deberá capturar el captcha que se muestra en pantalla y posteriormente ingresar datos personales, su CURP, Número de Seguridad Social, INE y prueba de COVID positiva, en caso de tenerla; todo esto en formato PDF o JPG. Una vez que se ingresa la información, el programa interactúa con la persona trabajadora y le pide datos bancarios, se ingresa cuenta CLABE y se hace la confirmación de si quiere realizar el permiso COVID. Se dará al trabajador permiso legalmente para ausentarse por cinco días y recibir un subsidio –como sucede en enfermedad general- del 60 por ciento del salario registrado en el IMSS durante los días cuarto y quinto de incapacidad; el pago se realizará en la cuenta registrada y una vez tramitada la solicitud, no podrá ser cancelada. “Nos indican nuestras predicciones que en la semana del 17 de julio tendremos la temporada más alta de transmisión en este quinto pico, que me gustaría aclarar que no es ni con mucho como fue en las primeras nueve semanas del año, es menor pero de todas maneras tenemos que reducir las cadenas de transmisión”, precisó el doctor Hernández Ávila. Si un trabajador ya tuvo un permiso COVID previo, puede volver a tramitar otro permiso, con la variante de que el primero fue por 14 días, después de siete y actualmente se otorga para cinco días de resguardo. “Se le da un comprobante de incapacidad temporal, muy parecido a lo que se proporciona al trabajador cuando va con el médico y el mismo médico le prescribe la incapacidad temporal. Esto realmente es una innovación del Instituto para facilitarle a los trabajadores resguardarse en casa y así bajar las cadenas de contagio, porque al final también el trabajador tiene que ir al banco, a la Unidad de Medicina Familiar, regresar, hacerse la prueba y ya tuvo 10 o 15 contactos en ese trayecto, entonces, la idea es quedarnos en casa”, dijo el director de Prestaciones Económicas y Sociales. En la versión anterior del permiso COVID, casi un millón y medio de trabajadores tramitaron su incapacidad; de ellos, aproximadamente 350 mil lo hicieron por vía digital, en tanto que el promedio de edad en que fue solicitado fue de 28 años, siendo entidades como Ciudad de México, Nuevo León, Jalisco y Estado de México, las que tuvieron mayor número de solicitudes. Aunque los cuadros respiratorios por el SARS-CoV-2 actualmente son más leves en el país, en los casos en que el trabajador no se recupere al quinto día, la recomendación es que acuda a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) que le corresponde o al área de Urgencias. El IMSS hace un llamado para que, después de pasar por su periodo de recuperación en aislamiento, las personas regresen a laborar a sus áreas de trabajo con el seguimiento de las medidas sanitarias, como uso apropiado del cubrebocas, lavado de manos con agua y jabón o aplicación de alcohol gel al 70 por ciento, y distanciamiento social de al menos 1.5 metros. Para solicitar más información sobre el permiso, los trabajadores pueden comunicarse al Call Center, en el teléfono 800 2222 668, opción 0.