26 de enero de 2022
20 aniversario del euro

Declaración del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, con ocasión del 20 aniversario del euro, logro europeo.

Veinte años ya. En muchos sentidos, parece que fue ayer. Recuerdo la emoción de ver el euro —los billetes, las monedas— por primera vez.

El euro es nuestra moneda, nuestra divisa europea, y un símbolo tangible de éxito, que nuestros ciudadanos llevan consigo todos los días en 19 de los 27 Estados miembros, y que se encuentra en los bolsillos de casi 350 millones de ciudadanos.

Desde sus comienzos, el euro ha recorrido un largo camino. Es un auténtico logro europeo. Me aventuraría incluso a decir que el euro ya forma parte de lo que somos y de cómo nos vemos como europeos. Forma parte de nuestra mentalidad. Forma parte de nuestro espíritu europeo. El euro nos pertenece a todos. Pertenece a todas las ciudadanas y ciudadanos de Europa.

Sin embargo, el éxito no se circunscribe a las fronteras de la UE. El euro también se ha consolidado en la escena internacional. Además, a pesar de las crisis, el euro ha demostrado su resiliencia. Es un símbolo de unidad europea y estabilidad, y nunca ha sido tan cierto como durante la COVID-19. El euro ha sido un cimiento de estabilidad. Un activo estable para la Unión. Asimismo, el euro alimenta nuestra recuperación, desplegando todo el potencial del desarrollo sostenible, el empleo de calidad y la innovación.

Una moneda fiable, dinámica y sólida — un euro atractivo reforzará nuestra autonomía estratégica y nos ayudará a alcanzar nuestras audaces ambiciones. Un euro internacional fuerte nos da un mayor margen de maniobra a la hora de tomar decisiones en el plano geopolítico, y también ofrece un mayor acceso a los mercados financieros internacionales.

El refuerzo de la unión económica y monetaria hará del euro una moneda internacional aún más atractiva. El euro también es crucial para impulsar nuestras transiciones ecológica y digital. El euro es una de las principales monedas de inversión en proyectos respetuosos con el clima. En la actualidad, aproximadamente la mitad de los bonos verdes del mundo están denominados en euros.

Además, nuestros esfuerzos conjuntos ayudan a financiar las enormes inversiones necesarias para modernizar nuestras economías para el siglo XXI. El euro también es fundamental para nuestra transformación digital. Un euro digital podría generar mayores oportunidades para la investigación y la innovación. Y una cosa está clara: se debe invertir masivamente para garantizar el éxito de nuestras transiciones ecológica y digital. Por ello resulta tan importante la consecución de la unión bancaria y la unión de los mercados de capitales.

El euro es la expresión monetaria de nuestro destino común europeo. Hoy tenemos un rumbo claro: la protección de nuestro planeta y la creación de prosperidad, innovando en el ámbito climático y digital. Contamos con el talento, las capacidades y la pasión para conseguirlo. Por lo tanto, lo que necesitamos son los recursos y la determinación para respaldar estas ambiciones y transformarlas en hechos.

Si queremos promover nuestros valores europeos, si queremos liderar los grandes retos del siglo XXI, necesitamos una moneda global que esté a la altura de nuestras ambiciones en la escena mundial. Vamos a hacer que este día, este aniversario, imprima un impulso renovado a nuestro compromiso por una acción europea colectiva, por reforzar nuestra unión económica y monetaria y por avanzar con confianza.

Bon anniversaire! Happy birthday! ¡Feliz cumpleaños!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *