19 de mayo de 2022

El Gobierno de México respalda a Nuevo León para hacer frente a los efectos de la sequía

A través de la Conagua, se implementa una serie de acciones, que incluye la construcción de la presa Libertad y medidas para compensar la disminución del nivel de la presa La Boca.

El Gobierno de México trabaja de manera cercana con el gobierno de Nuevo León para respaldar a la población de dicha entidad, a fin de que pueda enfrentar los efectos provocados por la sequía.

 

Así se informó durante la conferencia de prensa que encabezó el presidente Andrés Manuel López Obrador en la capital neolonesa, en la que se expuso el programa de acciones de la autoridad federal, a través de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), para compensar la disminución del nivel de la presa La Boca.

 

En un documento entregado por el Primer Mandatario al gobernador Samuel García Sepúlveda, en la reunión de seguridad previa a la conferencia, se informó que, de conformidad con los compromisos adquiridos para la construcción de la presa Libertad para abastecer de agua a la zona conurbada de Nuevo León, la Federación aprobó un presupuesto de 2 mil 183 millones de pesos (mdp).

 

De ello, hoy se depositarán 584 mdp para esta obra, que deberá estar concluida en diciembre de 2023. Para el próximo año se prevé aportar un presupuesto federal adicional de mil 132 mdp.

 

El presidente López Obrador informó que dicha acción forma parte de una estrategia efectiva que se instrumenta a través de la Conagua (cuyo titular, Germán Arturo Martínez Santoyo, estuvo presente en la conferencia) para asegurar el abasto de agua en Nuevo León, para la cual se ha contado con el respaldo del sector empresarial del estado.

 

El gobernador Samuel García informó que, en los 8 años previos a su gobierno, la autoridad de Nuevo León dejó de invertir en agua y drenaje, a pesar de que la población de Monterrey creció 35%. Hizo un llamado a la población a hacer un uso sustentable del recurso hídrico, a fin de garantizar su permanencia hacia el futuro.

 

El gobierno de estado y el federal, a través de Conagua, trabajarán coordinadamente para compensar la disminución del nivel de la presa La Boca. Para ello, entre otras acciones, se perforarán pozos, se reactivarán otros que permanecen fuera de servicio y, adicionalmente, se equiparán y rehabilitarán otros más para aportar a corto plazo un estimado de 2 mil litros por segundo.

 

El presidente López Obrador informó que, adicionalmente, se apoyará a las autoridades municipales en la atención de las fugas en las redes de distribución de agua potable locales y en la modernización de los distritos de riego.

 

Asimismo, señaló que se están sumando esfuerzos para afrontar la situación actual provocada por la sequía y para establecer acciones de largo plazo, pues si la industria apoya con aporte provisional de agua, la población cuida el recurso y Conagua se coordina con el gobierno del estado, se logrará superar la sequía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.