13 de agosto de 2022

A partir del 1° de julio será obligatoria la medición de aguas conforme a la NMX-AA-179-SCFI-2018

La correcta medición de las aguas nacionales permitirá fomentar acciones de uso eficiente y prevenir el acaparamiento para alcanzar una gestión integral del agua.

Con el objetivo de contar con información veraz respecto del agua que se usa, explota o aprovecha, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) implementa acciones para optimizar la administración del recurso hídrico, mediante una nueva norma, cuya observancia será obligatoria a partir del 1º de julio próximo y que establece las características y especificaciones para la instalación de medidores de los volúmenes de agua, así como el procedimiento de transmisión diaria de lecturas vía remota.

 

Así lo señaló la subdirectora general de Administración, de Conagua, Alejandra Icela Martínez Rodríguez, en representación del director general de la dependencia, Germán Arturo Martínez Santoyo, durante la entrega de un reconocimiento al contribuyente M&G Polímeros México, que, en su planta de Altamira, Tamaulipas, cumplió con la obligación de contar con un medidor de acuerdo con las reglas generales de medición y con la NMX-AA-179-SCFI-2018.

 

Durante la entrega del reconocimiento por la observancia anticipada de esta norma, Alejandra Martínez destacó que Conagua impulsa el cumplimiento de la obligación de medición de todos los usuarios de aprovechamientos de aguas nacionales, ya que a partir del 1° de julio entra en vigor oficialmente.

 

Por ello, destacó los trabajos anticipados que realizaron los usuarios de aguas nacionales para implementar la medición bajo los términos de la nueva norma, lo que permitió que comenzaran a enviar a Conagua, vía remota, las lecturas de sus aprovechamientos.

 

Adicionalmente, indicó que en la presente administración se reconoce el valor social, económico y ambiental del recurso hídrico y su interacción con los procesos naturales y humanos, por lo que uno de los objetivos fundamentales de la institución es garantizar su preservación en cantidad y calidad, lo cual únicamente es posible con la participación conjunta de la sociedad y los sectores productivos.

 

Martínez Rodríguez hizo énfasis en que la correcta medición de las aguas nacionales permitirá fomentar acciones de uso eficiente y prevenir el acaparamiento para alcanzar una gestión integral del recurso hídrico. Así, se tendrá conocimiento de la disponibilidad efectiva de las cuencas y acuíferos del país, lo que permitirá generar consciencia en la sociedad sobre la importancia de su cuidado.

 

Por su parte, la coordinadora general de Recaudación y Fiscalización de Conagua, Rosa María Taboada Ochoa, detalló que la norma mexicana NMX-AA-179-SCFI-2018 establece las características y especificaciones para la selección, instalación y operación de los sistemas de medición con que deben contar los contribuyentes.

 

También indicó que la norma señala la metodología para calcular los volúmenes utilizados y fija el procedimiento para la transmisión de los datos de medición a la Conagua.

 

Puntualizó que el sistema de medición debe contar con una unidad de transmisión de datos vía remota, cuya función es enviar diariamente la información proveniente de la unidad electrónica a la Conagua.

 

El envío se debe ajustar para la entrega en el protocolo de transferencia de archivos (FTP) o en servicio de mensaje de texto corto (SMS), aclaró. De este modo, se tiene la información en tiempo real, lo cual permite realizar el cálculo del volumen trimestral aprovechado y del monto a pagar.

 

Finalmente, se reiteró el llamado a los usuarios de aguas nacionales para que realicen la adquisición e instalación de medidores, pues a partir del próximo 1° de julio deberán cumplir con el envío diario de datos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.