4 de octubre de 2022

Informan la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México y la embajada de los Estados Unidos de América sobre las obras de la nueva sede de la embajada en la Ciudad de México

La Secretaría del Medio Ambiente (SEDEMA) de la Ciudad de México y la Embajada de los Estados Unidos de América informan que, derivado de reuniones sostenidas en días recientes, la Embajada, en el ánimo de generar las mejores condiciones ambientales y de buena vecindad en la zona donde construye su nueva sede, incrementará el número de árboles que se plantarán en las inmediaciones del inmueble diplomático ubicado en calle Presa La Angostura, número 225, colonia Irrigación, alcaldía Miguel Hidalgo.

Desde el inicio de la construcción, la Embajada ha obtenido todos los permisos pertinentes y ha actuado de conformidad con las leyes y regulaciones aplicables.  El 16 de abril de 2015 la entonces Dirección General de Regulación Ambiental (DGRA), de la SEDEMA autorizó el proyecto «Nuevo complejo de Embajada de los Estados Unidos de América en la Ciudad de México”, que contempló el derribo de 122 árboles, los cuales se restituirían con la plantación de nuevos árboles y un pago económico ingresado al Fondo Ambiental Público del Distrito Federal (FAPDF).

De este modo, entre los años 2015 y 2016, la Embajada aportó al FAPDF un total de 365 mil 221 pesos por el derribo de 60 árboles, así como la restitución en especie con 12 fresnos y 110 cedros blancos por el derribo de 13 árboles más. Así también, en esta autorización se estableció que, para la restitución de 49 derribos, la Embajada realizaría la plantación de 376 en las áreas verdes que se crearán dentro del domicilio.

En el caso de la entonces delegación Miguel Hidalgo, en febrero de 2016, se otorgó el Registro de Manifestación de Construcción tipo C.

El proyecto de obra de la Embajada incluyó un proceso de remediación del sitio donde se construyó el edificio que mantenía un deterioro ambiental importante por haber sido usado, durante años, por la fábrica de Colgate.

De acuerdo con el proyecto autorizado en 2015 por la SEDEMA, se concluye que es necesario remover ciertos árboles para poder mejorar las condiciones de infraestructura, alumbrado, agua potable y otro tipo de servicios que buscan mejorar la imagen general de la zona.

Ante la inquietud que expresaron vecinas y vecinos de la colonia Irrigación, por el derribo de árboles en las calles vecinas en donde se está desarrollando el proyecto de la Embajada, autoridades del Gobierno de la Ciudad y de la Embajada de Estados Unidos en México se han reunido para atender dichas inquietudes vecinales y la Embajada ha acordado incrementar el número de árboles a ser plantados en las partes externas de la obra.

 

Este compromiso por parte de la Embajada a incrementar el número de árboles a ser plantados,  más allá de los requerimientos u obligaciones legales,  refleja su interés por mantener una relación positiva con las y los vecinos y con la comunidad.  Además de los 376 árboles indicados en el resolutivo de Impacto Ambiental, la Embajada plantará 60 árboles maduros y de gran talla, alrededor del complejo. También se mantendrán siete árboles que se encuentran en la calle presa de las Vírgenes. Finalmente, la edificación se realiza bajo los más altos estándares de sustentabilidad y eficiencia energética que le permitirán la Certificación Leed. El nuevo complejo, contará con sistemas de tratamiento de agua, abasto de energía a través de celdas fotovoltaicas y otro tipo de características que le permite contar con este tipo de certificación —una de las más estrictas certificaciones en materia de sustentabilidad—.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.