9 de diciembre de 2022

En el marco del Foro Internacional de Periodismo e Integridad Electoral, organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE), la filósofa española Adela Cortina sostuvo que no hay democracia sólida, sin periodismo ético.

 

Al impartir la Conferencia Magistral Ética y periodismo, en el segundo día de actividades del Foro, Cortina aseguró que el periodismo ético es una necesidad vital para las sociedades democráticas.

 

Desde España, la académica de la Universidad de Valencia defendió que la democracia es la mejor forma de organización política.

 

“Creo que es un deber moral y político mantenerla, reforzarla y consolidarla y eso es especialmente importante hoy en día porque la democracia está en peligro, en retroceso y es necesario consolidarla por el bien de todos los seres humanos”, enfatizó.

 

La directora de la Fundación Étnor subrayó la necesidad de potenciar la democracia, para lo que el periodismo es imprescindible. “De lo que haga el mundo de la prensa va a depender mucho el futuro de la humanidad”.

 

En países pluralistas como México y España, disertó Adela Cortina, existen distintos ámbitos en los que se aplica la ética de los ciudadanos, es decir, “aquella ética que comparte toda la ciudadanía, no porque todo el mundo la practique, sino porque la mayoría dice o cree que contienen los valores deseables que quisiéramos implantar en nuestros países”.

 

Medios de comunicación deben aumentar la libertad ciudadana

En este sentido, la filósofa argumentó que los medios de comunicación nacieron con el afán de aumentar la libertad de la ciudadanía, “intentando potenciar pueblo y no masa”.

 

“En el caso de los medios de comunicación, la tarea que tienen es fundamentalmente la de aumentar la libertad de los ciudadanos, intentando que se cree pueblo, gente que comparte puntos de vista y no masa, no individuos aislados entre sí que es lo que pretenden algunas ideologías individualistas”, insistió.

 

Para que esto sea posible, argumentó Cortina, es necesario que las informaciones que ofrecen los medios de comunicación sean contrastadas y verificadas, especialmente en un contexto de desinformación.

 

Durante su Conferencia Magistral, cuestionó el término de posverdad y su definición como “una mentira distorsionada con la que se intenta influir en el público para convencer a la gente en el sentido que interesa a quien la dice”, ya que ésta ha existido desde siempre.

 

Periodismo ético potencia a la ciudadanía

Un periodismo ético, planteó, responsable de sus expresiones y de sus opiniones, tanto desde el periodista, como desde la empresa informativa, potencia a la ciudadanía y genera confianza.

 

Para salvar a la democracia, Adela Cortina propuso fomentar un periodismo profesional y empresas informativas que sean éticas. Respecto al papel de las redes sociales, los medios de comunicación deben de trabajar junto a ellas y no dar por sentado que serán sustituidos por éstas.

 

En segundo lugar, sugirió que este tipo de periodismo debe de ser apoyado desde el gobierno y desde la ciudadanía. “No se puede dejar solos a los buenos periodistas, hay que trabajar junto a ellas y ellos para que se sientan protegidos” y no dejados a su suerte.

 

Adela Cortina definió a los buenos periodistas como aquellos y aquellas que tienen como meta ofrecer a la ciudadanía el bien preciado que representa la verdad.

 

“En tercer lugar, me parece fundamental hacer un acuerdo mundial de ciber-vigilancia y también acuerdos de vigilancia de todos estos mecanismos que están siendo utilizados para distorsionar la mente de las personas en todo el mundo”, puntualizó.

 

En cuarto lugar, la académica propuso cultivar la poliarquía de los medios de comunicación. “No se puede permitir que en un país haya un solo medio de comunicación”, manifestó.

 

Y, como última propuesta, consideró fundamental educar en una ciudadanía mediática, es decir, “que sea capaz de discernir de algún modo, aunque es muy difícil, cuáles son los mensajes falsos”.

 

Enfrenta el mundo ola de deconstrucción democrática

Al comentar la Conferencia Magistral, el Consejero Ciro Murayama Rendón reconoció que actualmente en países de todo el mundo se enfrenta una ola de deconstrucción democrática.

 

“Tenemos no sólo el embate de los poderes fácticos hacia la conversación pública, hacia la amistad cívica, sino, con frecuencia, desde los cargos de poder y responsabilidad”, lamentó.

 

Los ataques a las y los periodistas en México, estimó Murayama, son expresión de una acelerada expansión y privatización de la violencia.

 

“No podemos hablar de periodismo sin subrayar esta ominosa sombra de la inseguridad y la amenaza permanente y no podemos dejar de subrayar que desde el poder político no hay un compromiso expreso con la integridad de los periodistas y eso quiere decir que no hay un compromiso con la libertad de expresión, de información, ni con el derecho de no ser engañado”, concluyó Murayama.

 

Al acompañar las propuestas planteadas por Adela Cortina, el Consejero le agradeció a nombre del INE por impartir esta Conferencia Magistral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *