18 de julio de 2024

Si percibes pinchazos o choques eléctricos a partir de la espalda baja, podrías tener radiculopatías

Close up of man rubbing his painful back isolated on white background.

Dra. Argelia Lara Solares

 

¿Te has levantado de la cama y sientes un pinchazo en tu espalda? ¿Al correr por la mañana un toque eléctrico en la pierna te corta el paso? ¿Luego de muchas horas sentado en la oficina un latigazo te ataca la zona lumbar? Lo más probable es que se trate de una radiculopatía.

 

 

Una radiculopatía es una afectación de las raíces nerviosas, las cuales se originan en la columna vertebral, que provoca dolor. Este malestar es el principal causante del dolor neuropático, definido como el dolor que surge como consecuencia directa de una lesión o enfermedades que afectan al sistema somatosensorial, el cual se encarga de recolectar y procesar información sensorial del cuerpo como puede ser el tacto, dolor y temperatura.

 

 

Radiculopatía: causa común de dolor neuropático 

 

Cabe resaltar que de acuerdo con el “Consenso de diagnóstico y tratamiento del dolor neuropático periférico y localizado en México” publicado en la Gaceta Médica de México en el 2019, se dice que el 2% de la población de Latinoamérica sufre de dolor neuropático. Ahora bien, de acuerdo con la publicación “Dolor neuropático” de la revista científica Nature Reviews Disease Primers, el dolor radicular es la causa más frecuente del dolor neuropático. 

 

La radiculopatía se presenta con una gama de intensidades, casi siempre como una irradiación, latigazo o toque eléctrico que marca un camino de dolor que en unos casos puede ir desde la espalda hasta la punta del pie, y esto se debe a que una raíz o nervio sufre un atrapamiento. 

 

 

Dependiendo de su intensidad, una radiculopatía afecta el modo de vida de los mexicanos, en casos severos las personas pueden quedar incapacitadas físicamente, lo que provocará un deterioro emocional conforme transcurra el tiempo. A este nivel de malestar, el paciente experimenta lo que se llama la triada del dolor: dolor, ansiedad o depresión y trastornos del sueño.

 

 

El alivio del dolor, un derecho sustancial 

 

Para hacer de la vida una historia saludable, es indispensable que la población se limite a subestimar el dolor; como lo dice la Organización Mundial de la Salud “El alivio del dolor es un derecho fundamental”, por lo tanto, ante cualquier síntoma es indispensable se acuda al médico que incluso pudiera ser el de primer contacto, el cual realizará un “mapa del dolor” con una exploración física, así como pruebas en el consultorio para determinar si se trata de alguna radiculopatía. 

 

 

Si bien las radiculopatías generalmente son padecimientos a largo plazo, con el diagnóstico oportuno y dependiendo de la causa, se pueden combatir los dolores tan tormentosos que pueden presentarse. Por ejemplo, en la actualidad existen innovaciones mexicanas de combinaciones a dosis fijas con neuromoduladores y analgésicos opioides (pregabalina-tramadol) que en su conjunto multiplican su efecto y funcionan como adyuvante para el dolor neuropático de moderado a severo.

 

 

Adicional a tratamiento prescrito por su médico, la rehabilitación no farmacológica es otro pilar para que el paciente se reacondicione físicamente. Con lo anterior, la persona afectada podrá recuperar poco a poco su estilo de vida.

 

 

Radiculopatía lumbar, la más común

 

En el universo de las radiculopatías, hay diferentes tipos: cervical, torácica y lumbar; siendo ésta última la más común entre los mexicanos. Incluso, del total de la población que presenta dolor neuropático, un 34.2% padece radiculopatía lumbar.

 

La alta incidencia de este malestar se debe a que en la zona lumbar existe la mayor carga mecánica del cuerpo, aunque hay otros factores a tomar en cuenta como el sobrepeso, posturas, tabaquismo debido a que, fumar puede hacer que los discos intervertebrales que permiten la flexibilidad en la columna se debiliten y sean más frágiles. 

 

 

También los traumatismos provocados por caídas e incluso estar sometidos a altos niveles de estrés puede desencadenar o agravar una radiculopatía debido a la constante tensión muscular que se experimenta. Adicional, las enfermedades reumáticas, como la artritis reumatoide, pueden impactar la columna lumbar. 

 

 

Nadie está exento; hagamos salud bien hecha en México 

 

Hoy en día  existen plataformas tecnológicas como www.medpoint.com.mx, iniciativa impulsada por Laboratorios Silanes, en donde tanto médicos como pacientes encuentran información gratuita especializada para conocer más acerca de las radiculopatías y del dolor neuropático y de esta manera seguir haciendo salud bien hecha en México. 

 

 

Y es que, pueden existir razones laborales, deportivas, accidentales y metabólicas  por las cuales la columna vertebral se verá comprometida, para protegerla y prevenir las radiculopatías, es fundamental hacer descansos frecuentes cuando se realicen trabajos repetitivos y llevar soportes lumbares; evitar la sobre exageración en actividades deportivas; y sobre todo mantenerse en un peso adecuado con un estilo de vida saludable. 

 

 

*Dra. Argelia Lara Solares

Médico especialista en Algología por parte del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ) y actualmente jefa del depto. de Medicina del Dolor y Paliativa en INCMNSZ.

 

Deja una respuesta