14 de julio de 2024

MEJOREDU presentó los indicadores nacionales de la mejora continua de la educación en México

Proporcionan información relevante que permite conocer los avances, brechas y desafíos que enfrenta la educación del país.

La Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación (Mejoredu) presentó los Indicadores Nacionales de la Mejora Continua de la Educación. Cifras del ciclo escolar 2021-2022, en atención al mandato constitucional que esta institución tiene establecido y para cumplir con el propósito de proporcionar a la sociedad, herramientas de consulta abierta y gratuita para acceder a información periódica y relevante sobre los avances, brechas y desafíos que enfrenta la educación en el país.

 

La obra consta de ocho capítulos que guardan consistencia —en su mayor parte— con las ediciones pasadas, con el objeto de ofrecer a los lectores continuidad en los análisis de las estadísticas e indicadores educativos sobre los siguientes temas: 1. Contexto, 2. Organización y dimensión del Sistema Educativo Nacional, 3. Estudiantes, 4. Directivos y docentes, 5. Formación de los profesionales de la educación, 6. Escuelas en la educación obligatoria, 7. Supervisiones escolares, 8. Resultados educativos y un apartado con los Principales hallazgos.

 

En el evento —efectuado en el auditorio de esta Comisión— participaron: César Morón Rojas (director general de Planeación Programación y Estadística Educativa de la SEP), Sylvia Ortega Salazar (consejera ciudadana de Mejoredu), Leonel Pérez Expósito ( académico de la Universidad Autónoma Metropolitana) y Mariana Sosa Olmeda (directora general del Instituto de Educación Media Superior y Superior del estado de Michoacán), Gabriela Naranjo Flores (titular del Área de Apoyo y Seguimiento a la Mejora Continua e Innovación Educativa en Mejoredu), Abel Encinas Muñoz (director general en esta institución y moderador de la mesa).

 

Al presentar la publicación, Gabriela Naranjo Flores informó que ésta busca, entre otros objetivos, generar indicadores de resultados de la mejora continua de la educación y producir información útil para el Sistema Educativo Nacional. Dijo que en el periodo señalado el sistema educativo —de preescolar a media superior— contó con una matrícula de 28 millones 974 mil 871 alumnas y alumnos que estudiaban en 246 mil 852 escuelas.

 

Dio a conocer que en el periodo 2017–2018 a 2020–2021, las tasas de desafiliación (abandono) registraron una disminución importante que se advierte en la Educación Secundaria, donde la desafiliación decrece en 1.7 puntos y en Educación Media Superior, donde la contracción es de 2.9 puntos porcentuales. Señaló que en 2022 el promedio de escolaridad de la población mexicana de 15 años o más fue de 9.8 grados, equivalente a estar cursando el primer año de educación media superior.

 

Por último, Naranjo Flores destacó que, en el periodo analizado, se identifican incrementos importantes en escuelas del servicio indígena, en las que la lengua de las y los docentes corresponde con la de sus estudiantes; en escuelas de educación preescolar, el incremento fue de 4 puntos porcentuales, pasó de 73.7 a 77.7%, y en escuelas primarias ascendió a 2 puntos porcentuales: de 81.1 a 83.1%.

 

César Morón Rojas comentó que los Indicadores Nacionales de la Mejora Continua de la Educación en México 2023 producidos por Mejoredu, permiten tener año con año esta fotografía del sistema educativo y brinda una herramienta para las autoridades educativas y los interesados en el fenómeno educativo a nivel nacional e internacional. “Obras como esta nos permiten comparar las características y los resultados de nuestro sistema”, añadió.

 

Sylvia Ortega Salazar consideró necesario establecer una política intersectorial que permita avanzar para recuperar los aprendizajes y a las poblaciones que están fuera de la escuela. Por ello, se requieren de bases de datos y metodologías cuantitativas y cualitativas, pero sobre todo de estudios de trayectoria, subrayó.

 

Leonel Pérez Expósito señaló que los indicadores nacionales de Mejoredu implementan una lógica de mejora continua. Cada edición busca ser mejor que la anterior y dan cuenta del avance en el cumplimiento del derecho a la educación. Consideró que esta tarea no es fácil pues implica retos metodológicos importantes, concluyó.

 

Por último, Mariana Sosa Olmeda mencionó que los indicadores permiten tener un mapa en el cual se pueden identificar las áreas de oportunidad y así establecer los “tiros de precisión” que deben darse para avanzar en la mejora de la educación. En el caso de Michoacán el trabajo de los indicadores elaborados por Mejoredu “ha contribuido a transformar el sector educativo en la entidad”.

Deja una respuesta