7 de agosto de 2022

Culiacán, Sinaloa, a 8 de mayo de 2019.–  La vigésima generación de la clínica “Yo Soy sin Adicciones” que implementa el Órgano Especializado en la Ejecución de Medidas de Adolescentes (OEEMA), culminó su tratamiento para alejarse del consumo de drogas luego del internamiento voluntario, durante el cual, los jóvenes trabajaron física y psicológicamente para tratar su problema de adicción, esto con el apoyo de trabajadores sociales, personal médico y su familia.

Los voluntarios que hoy finalizan, ingresaron al Centro de Internamiento de Adolescentes (CIA) el pasado mes de febrero y a partir de ese momento iniciaron con la primera etapa del programa que consiste en el aislamiento, posteriormente la segunda etapa que consta de 45 días de desintoxicación física, seguida de una etapa de retiro espiritual donde el joven se reencuentra con él mismo y su proyecto de vida. También participaron en actividades deportivas como futbol y voleibol, a la par de talleres de manualidades, música y teatro para el desarrollo de sus habilidades.

Durante el evento de clausura, los integrantes de la generación XX realizaron una demostración musical donde demostraron sus habilidades artísticas, seguido de la proyección de un video con momentos representativos de sus vivencias en el programa.

Karely, madre de uno de los jóvenes brindó palabras de agradecimiento a todo el personal que integra el Órgano Especializado en la Ejecución de Medidas para Adolescentes por la importante tarea de rescatar personas del mundo de la drogadicción mediante esta clínica.

“Este tratamiento fue lo mejor que pudo haber pasado para mi hijo, para la familia porque les dan muy buena atención aquí, tienen buenas instalaciones, en mejores manos no pudimos estar, y digo pudimos porque esto conlleva a toda la familia. Aquí el aprendió a reconocer sus errores, él es otra persona en todos los aspectos”, mencionó.

En representación del secretario de Seguridad Pública de Sinaloa, Cristóbal Castañeda Camarillo, el subsecretario de Estudios, Proyectos y Desarrollo, Sergio Piñeiro Camacho, felicitó a los jóvenes por dar el primer paso para cambiar su vida al tomar la decisión de ser parte de este programa.

“Este programa está técnicamente probado, clínicamente se supervisa, cumple con todos los estándares, pero el mejor programa del mundo no funcionaría sin la voluntad de los papás, sin la voluntad de la familia y por supuesto jóvenes sin la determinación de ustedes, porque el primer cambio empieza con las personas”, indicó.

 

En el evento de graduación participaron autoridades como Rosa Manuela Félix, directora del Órgano Especializado en la Ejecución de Medidas para Adolescentes; Enrique Báez Sigüenza, director de Programas Preventivos de la Secretaría de Seguridad Pública; Ángel Ricardo Bastidas, director de la Unidad de Especialidad Médica y Centro de Atención Primaria de Adicciones (UNEME-CAPA); Miguel Ángel Pérez Sánchez, director del Instituto de la Defensoría Pública del Estado de Sinaloa; y Josué Ramírez, pastor del Centro Cristiano Torre Fuerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.