dom. Ago 18th, 2019

El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó por ocho votos a favor y tres en contra –del Consejero José Roberto Ruiz Saldaña y de las Consejeras Dania Ravel y Pamela San Martín- la integración de la Comisión Temporal de Presupuesto, la cual evaluará el ejercicio de los recursos del INE del ejercicio fiscal 2019, así como la propuesta de Anteproyecto del Presupuesto para el año 2020.

 

La Comisión estará integrada por los Consejeros Benito Nacif, como presidente de la misma; Marco Antonio Baños, Ciro Murayama, Jaime Rivera y la Consejera Claudia Zavala.

 

El Director Ejecutivo de Administración, Bogart Cristóbal Montiel, fungirá como Secretario Técnico y en sus sesiones estarán presentes los representantes de los partidos políticos, así como las consejeras y consejeros del Poder Legislativo.

 

El Consejero Presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello explicó que el ciclo presupuestal de la Federación se modificó y el presupuesto para el 2020 deberá estar aprobado a más tardar el 15 de noviembre.

 

Ello implica adelantar los tiempos con los que el Instituto -como órgano institucional autónomo- debe enviar su presupuesto a la Secretaría de Hacienda y ésta, a su vez, lo incorpore al Presupuesto de Egresos que será turnado a la Cámara de Diputados, por lo que la Comisión Temporal será la responsable de coordinar los trabajos de las distintas áreas del INE.

 

Se aprueban lineamientos para la transmisión de activos y pasivos de los partidos nacionales en liquidación

La autoridad electoral aprobó por unanimidad los lineamientos para llevar a cabo la transmisión de los bienes, recursos y deudas que conforman el patrimonio de los partidos políticos nacionales en liquidación, a los nuevos partidos locales que hubieran obtenido su registro en alguna entidad federativa.

 

El presidente de la Comisión de Fiscalización del INE, Benito Nacif explicó que los lineamientos establecen el procedimiento para realizar la transmisión de activos y pasivos, así como los pasos a seguir que se formalizan en un acto notarial.

 

“Los lineamientos establecen que los recursos que se transfieran, deben destinarse, en primer lugar, al pago de deudas y la satisfacción de obligaciones; y en caso de que exista un remanente, éste se utilizará para las actividades ordinarias del nuevo partido político local”, subrayó.

 

Agregó que, en caso de existir activos líquidos, es decir, dinero en cuentas bancarias o en valores, el partido político tiene que ponerlos a disposición del interventor para que éste los utilice para el pago a los diversos acreedores.

 

Por último, se deben agotar activos líquidos, es decir, dinero en el banco o dinero en valores que pueden convertirse en efectivo rápidamente. Si se agotan los activos líquidos y aún quedan adeudos u obligaciones por liquidar, los lineamientos abren la oportunidad de que el nuevo partido político local en un plazo de un mes, firme un acuerdo o convenio con sus acreedores, donde puede incluso reestructurar su propia deuda y establecer un plan de pagos.

 

El Consejero Nacif  precisó que, si el partido político local se niega a formalizar la transmisión del patrimonio, el interventor no realizará la transmisión de bienes del partido político nacional y tendrá que responder de sus adeudos con el financiamiento que le sea entregado en la entidad federativa correspondiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *