mar. Oct 15th, 2019

Alumnos de la UAM ganan primer lugar de la fase On Campus del Hult Prize

El equipo de la Unidad Azcapotzalco plantea la reinserción social de jóvenes reclusos. La creación de diez mil puestos para ese sector y disminuir el daño ambiental, las metas

Estudiantes de las licenciaturas en Diseño Industrial, en Diseño de la Comunicación Gráfica, en Arquitectura y en Ingeniería Ambiental, así como un licenciado en Economía por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) ganaron el primer sitio de la fase On Campus del Hult Prize 2018-2019, lo que significó su pase a las finales regionales celebradas en Toronto, Canadá, en marzo último.

 

El equipo de la Unidad Azcapotzalco –denominado DISEC e integrado por diez jóvenes– participó con el proyecto Cambia –enfocado en brindar soluciones al desempleo juvenil– en la competencia que con una duración de un año reúne ideas de universitarios para atender problemas acuciantes sobre seguridad alimentaria y acceso al agua, la energía y la educación.

 

En entrevista, Berenice Mujica Silva, matriculada en el decimoprimer trimestre de Diseño Industrial, explicó que cada edición del certamen plantea un desafío enmarcado en los objetivos de desarrollo sostenible de la Organización de las Naciones Unidas para 2030 y, en esta ocasión, el propósito fue desarrollar una estrategia orientada a la creación de diez mil puestos laborales para la población joven.

 

La iniciativa fue instrumentada en tres fases: la primera consistió en la presentación del proyecto en esa sede universitaria; la segunda, titulada On Campus, incorporó grupos clasificados de todas las unidades, resultando vencedor DISEC, y la tercera fue de índole regional cuyos finalistas representaron a la Institución ante otras escuelas del mundo.

 

La participación en nombre de la UAM significó la culminación de un largo trabajo, “en el que involucramos diferentes disciplinas para concebir el aporte desde otros ámbitos del conocimiento” y esta experiencia “nos dio la oportunidad de poner en práctica los saberes adquiridos” en la Universidad, añadió Mujica Silva.

 

El recién egresado Raymundo Rivera Ramírez explicó que el nombre DISEC derivó de Diseño Industrial, Comunicación Gráfica y Economía, ya que en un principio el equipo estaba conformado por alumnos de esos programas y Cambia es la denominación de la empresa con la que “queremos contribuir a modificar la situación del empleo juvenil, no sólo en México sino en el planeta”.

 

La propuesta pretende la reincorporación a la sociedad de jóvenes que por haber estado en circunstancias de cárcel carecen de oportunidades de trabajo suficientes, debido a los prejuicios, ante lo cual “buscamos ofrecerles una alternativa cuando aún están en prisión, lo que implica cierta capacitación y un seguimiento, si quisieran continuar su crecimiento laboral al salir”.

 

Ese sector poblacional es estigmatizado y al no ser visto con buenos ojos afronta dificultades para ocuparse en México y otros países de América Latina, donde persisten ciertos patrones, así que el planteamiento es conseguir la ocupación para esos grupos, pues de acuerdo con el Instituto Nacional de Geografía y Estadística, “la mayoría de quienes cometen delitos pertenece a ese segmento”.

 

Además de lograr la meta de diez mil empleos “queremos disminuir el impacto medioambiental por algunas actividades económicas –la ganadería y la minería, entre ellas– cuyos desechos terminan en ríos o lagos, o utilizan y contaminan gran cantidad de agua”, fenómenos que serían minimizados con algunas opciones de solución.

 

Omar Andrés Ortega Vaca, alumno del décimo trimestre de la Licenciatura en Diseño Industrial, precisó que se trata de generar ingresos económicos para reclusos y ex prisioneros mediante la limpieza de cuerpos de agua, la recolección de residuos para su posible comercialización y la instalación de sistemas de humedales donde se necesite la remoción de químicos, metales pesados, bacterias o residuos orgánicos.

 

El grupo brindaría asistencia sobre todo a empresas que provocan daños a ecosistemas naturales, aquellas con intención de certificarse como socialmente responsables y a organismos gubernamentales o particulares interesados en ofrecer mantenimiento a fuentes hídricas con fines económicos o turísticos, o simplemente en conservar los sitios en condiciones óptimas.

 

Respecto de los recursos para la viabilidad de tales servicios, Ortega Vaca aclaró que “no estamos inventando nada, porque el concepto de humedal existe desde hace mucho, pero para otorgar un trabajo a jóvenes en prisión, el plan consiste en diseñar un humedal que posibilite su capacitación y, en un momento dado, patentar la tecnología, producirla en México e incluso exportarla”.

 

Los alumnos de Diseño Industrial están enfocados en la técnica, los procesos y los materiales a partir de la información proporcionada por la estudiante del octavo trimestre de Ingeniería Ambiental Sofía Gutiérrez Velázquez sobre agua, sustratos y filtrado, entre otros aspectos requeridos para la elaboración de esa herramienta.

 

La aplicación de un procedimiento del tipo exige identificar las características del líquido mediante el análisis en laboratorio, por lo que las muestras deberían llevarse a un área del penal para la realización de las pruebas; también debieran impartirse talleres en construcción de humedales que serían aplicados donde fueran solicitados, por lo que la puesta en marcha del proyecto implica la colaboración del sistema penitenciario para facilitar el ingreso a las instalaciones.

 

La iniciativa pretende también estudiar aspectos que rodean la vida de un joven interno, en especial las necesidades de sus familias y preocupaciones personales para realizar un seguimiento integral, en tanto que los ex presidiarios se desempeñarían en áreas de limpieza mecánica o instalación de humedales.

 

Otros integrantes del proyecto son Eduardo Olmos y Cristian Daniel Mendoza Hernández, inscritos en Diseño Industrial; Diana Carolina de los Santos Puc e Ian Patricio Suárez Bello, en Arquitectura, y Brenda Daniela Barajas Delgado, en Diseño de la Comunicación Gráfica.

 

Después de su actuación en la fase regional efectuada en Toronto, el equipo DISEC –representado por Mujica Silva, De los Santos Puc, Ortega Vaca y Rivera Ramírez– ha seguido adelante en la adecuación y la mejora del proyecto, atendiendo aspectos que los jueces les señalaron, ya que desean ejecutarlo lo más pronto posible para beneficiar a quienes carecen de oportunidades y aportar a la preservación del hábitat.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *