lun. Jul 22nd, 2019
Guillermo Ochoa fue el héroe del partido. Foto: Twitter

Guillermo Ochoa fue el héroe del partido. Foto: Twitter

La Selección Mexicana sufrió para conseguir su pase a las semifinales de la Copa Oro y tuvo que finiquitar el partido contra Costa Rica hasta la ronda de muerte súbita en los penales.

Gerardo “Tata” Martino terminó con la racha de ocho victorias consecutivas al frente de México, pero sigue adelante en su aspiración de conseguir su primer título oficial como técnico de la escuadra tricolor.

En tiempo regular, México y Costa Rica se repartieron la posesión del balón, aunque con ligero dominio de la escuadra comandada por el Tata Martino.

El primero gol del encuentro cayó en el minuto 44, luego de una buena jugada individual de Raúl Jiménez.

Ya en el segundo tiempo, al minuto 52, el árbitro del encuentro marcó un penal inexistente en contra de México, el cual convirtió en gol Bryan Ruiz para darle el empate a los costarricenses.

En este torneo de la Concacaf aún no se aplica el VAR, por lo que el árbitro no tuvo opción de revisar la jugada y rectificar su error.

El marcador no se movió más, lo que provocó que se jugaran tiempos extra y, posteriormente, todo se definiera en penales.

El primer tiro penal fue fallado por Raúl Jiménez; posteriormente, Costa Rica falló su tercer tiro y se emparejaron los cartones.

Luego de los primeros cinco tiros de casa selección, la tanda de penales se fue a muerte súbita y Guillermo Ochoa fue el héroe al detener el sexto penal de Costa Rica.

De esta forma, México avanzó a las semifinales de la Copa Oro, en donde se enfrentará a Haití, la sorpresa del torneo, que llega a esa instancia con paso perfecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *