lun. Jul 22nd, 2019

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) dio a conocer el último informe #DataCoparmex de su indicador #ConfianzaEmpresarial que monitorea el optimismo sobre la situación económica del país y de sus empresas. En el informe se reporta que en el mes de junio la percepción de la confianza empresarial es la más baja en lo que va del 2019.  El sector de manufactura fue el más afectado ya que tuvo una disminución de 52.84 a 51.23, es decir, una disminución de (-)1.6 puntos. La confianza empresarial en el sector construcción bajó (-)0.5 puntos ya que pasó de 49.7 en el mes de mayo a 49.2 en el mes de junio. Finalmente, el sector del comercio también hubo una disminución en la confianza de (-)0.1 puntos.

 

Es fundamental generar confianza en el sector empresarial ya que un ambiente de optimismo empresarial lleva a mayores niveles de inversión lo cual se traduce en generación de empleos y crecimiento económico. A pesar de que más de 50 puntos quiere decir que hay más optimismo que pesimismo, es fundamental no dejar caer más la confianza de los empresarios.

 

#DataCoparmex elabora un indicador que monitorea el optimismo de los empresarios sobre la situación económica del país y de sus empresas. En específico, el indicador mide del 0 al 100 la confianza que tienen los empresarios para invertir. Valores por encima de 50 nos dan señales de optimismo a nivel estatal. El indicador concluye que el nivel de confianza nacional es de 51.2 para el mes de junio.

 

Cabe destacar que conforme avanza el año, dicho indicador ha ido disminuyendo. En el mes de febrero fue cuando se reportó la confianza empresarial más alta con 53.0 puntos. Cuatro meses después, en junio, se registró un nivel de confianza de 51.2. Es decir, hubo una disminución de (-)1.8 puntos en cuatro meses.

 

El gobierno tiene un papel fundamental para la generación de un ambiente optimista –o pesimista–  de confianza empresarial. Acciones como la revisión de contratos en el sector energético o la cancelación de proyectos de gran escala como el Nuevo Aeropuerto Internacional de México merman la confianza de los empresarios sobre la situación económica del país.

 

Un gran reto para México es atraer más inversión extranjera y nacional y que así se generen más y mejores empleos que, a su vez, se traduzcan en bienestar social. Un medio para lograr dicho objetivo es no atentar en contra de los acuerdos a los que el sector público y el privado pueden lograr.

 

La Coparmex enfatiza que una de las condiciones necesarias para el crecimiento económico es la inversión privada, si esta no encuentra condiciones adecuadas para desarrollarse o percibe un ambiente incierto, la derrama económica se reduce. El gobierno de México tiene que velar por la confianza empresarial, porque sin inversión privada el desarrollo económico de México puede detenerse o reducirse.

El indicador se construyó con base en los Indicadores de  Confianza Empresarial del INEGI. La actualización se refiere al mes de junio de 2019.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *