sáb. Dic 7th, 2019

Los sismos con epicentro en la CDMX suelen sentirse como golpes o «jalones» intensos, pero de breves. Puede confundirse con la caída de algún objeto pesado o con el paso de algún camión de carga.

Debido a que duran pocos segundos, regularmente no provocan daños, pero sí provocan susto y preocupación entre los capitalinos.

¿Por qué tiembla con epicentro en la CDMX?

De acuerdo con el sitio web de SkyAlert, aplicación de alertas sísmicas a nivel global, la sismicidad en la Ciudad de México se atribuye a la existencia de fallas geológicas, también por tensiones en la superficie acumulada por décadas o siglos y, en algunos casos, a la sobrexplotación de los mantos acuíferos especialmente en delegaciones como Tláhuac, Xochimilco, Iztapalapa, Cuauhtémoc y Gustavo A. Madero.

La ausencia de agua provoca que el subsuelo colapse y se hunda generando así pequeños movimientos del suelo (sismos).

Existen algunas fallas geológicas de menor tamaño dentro de la capital del país.

Este es el Mapa de fallas y fracturas en CDMX elaborado por investigadores de la UNAM.

De acuerdo al catálogo de sismos del Servicio Sismológico Nacional, se han registrado 249 sismos con epicentro en Ciudad de México desde 1974 hasta la fecha, siendo de 4.0 el de mayor magnitud ocurrido 15 de noviembre de 2003 con epicentro a 5 km al sureste de San Antonio Tecomitl, CDMX.

¿Por qué no suena la alerta sísmica?

Las alertas sísmicas funcionan con la premisa de: «el tiempo de alerta depende de la distancia al epicentro».

Por esta razón, los epicentros tienen 0 segundos de anticipación al sismo pues al momento en que se produce el temblor, también se mide por los instrumentos y se percibe por la población.

Los sismos con epicentro en la CDMX, de muy baja magnitud, tienen radios de percepción muy cortos por lo que en zonas donde podrían tener tiempo de anticipación, ya no existiría percepción alguna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *