dom. Sep 22nd, 2019

La Función Pública pasó de su casi extinción en los dos últimos sexenios a ser un actor clave en la agenda del combate a la corrupción, con la responsabilidad de vigilar a toda la Administración Pública Federal (APF), destacó hoy su titular, Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, invitada a inaugurar el XXXV Encuentro Nacional de Auditores Internos por Juan Manuel Portal Martínez, presidente del Consejo Consultivo del Instituto Mexicano de Auditores Internos.

 

En su ponencia “El papel de los auditores internos del sector público en el combate a la corrupción”, ante más de un centenar de los más destacados contralores y auditores del país, subrayó que la importancia de la Función Pública se refleja en el fortalecimiento de su estructura y atribuciones que mejoran la fiscalización, contrarrestan la ineficacia gubernamental y permiten determinar si los programas del Gobierno cumplen o no sus objetivos. “La simulación es también corrupción, y no permitiremos que haya discordancia entre el presupuesto y las metas del gobierno”, afirmó.

 

Con base en la nueva Ley Orgánica, se realiza la transferencia a la Función Pública de los Órganos Internos de Control (OIC) con lo que la dependencia a su cargo es la responsable de la vigilancia y control interno de toda la APF a través de 211 OIC y dos Unidades de Responsabilidades, ubicadas en las empresas productivas del Estado. Antes, expuso, el conflicto de interés mermaba las capacidades verdaderas de control de las propias instancias a las que deberían vigilar.

 

Destacó la participación de la Función Pública en el nuevo esquema de adquisiciones del Gobierno Federal, en el que brinda asesoría normativa con carácter preventivo, al tiempo que conserva sus facultades de control, inspección y vigilancia.

 

Detalló que la Función Pública fortalece el control interno de la APF con cinco acciones principales: mejores estándares en las visitas de control y conducción de auditorías; mayor organización con la reestructura de los OIC, y más participación en las sesiones del Comité de Control y Desempeño Institucional de las dependencias y entidades de la APF.

 

Asimismo, un enfoque sustantivo, con el cual se privilegió la incorporación de auditorías al desempeño en el Programa Anual de Fiscalización 2019, y un alcance más amplio para acompañar los programas estratégicos y, de manera especial, las cuatro obras de infraestructura más relevantes del Gobierno de México: el Aeropuerto de Santa Lucía, el Corredor Transoceánico, la Refinería de Dos Bocas y el Tren Maya.

 

Informó que a la fecha se concluyeron 858 auditorías, que representan un avance de 47% del total programado, y de éstas, 248 fueron al desempeño, y se espera que al finalizar el año el 40% de las auditorías sea precisamente de desempeño. Para 2020, dijo, se tiene planeado que este porcentaje crezca a 50% de todo nuestro universo de fiscalización en la Administración Pública Federal.

 

El evento fue organizado por el Instituto Mexicano de Auditores Internos, cuyo Consejo Consultivo preside Juan Manuel Portal, quien estuvo al frente de la Auditoría Superior de la Federación entre 2010 y 2017, periodo en el cual se detectaron las primeras irregularidades de la llamada Estafa Maestra.

 

La secretaria Sandoval Ballesteros refrendó su compromiso con la instauración de una administración pública austera, profesional, honesta y efectiva.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *