16 de julio de 2024

Desde hace varios años los dos problemas principales que preocupan a los mexicanos son: la inseguridad y la violencia, según las diversas encuestas y mediciones. Además de evaluar el desempeño de las instituciones encargadas de la seguridad pública, es importante considerar el impacto económico.

La pregunta a contestar en este tema es: ¿qué acciones se pueden realizar con el recurso económico que generan la (in)seguridad y la violencia?

La violencia en México durante 2018 generó un costo de 5.16 billones de pesos, lo que representa 24% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, el cálculo fue realizado y publicado por el Índice de Paz México 2019, el cual considera: pérdidas en materia de bienestar por déficit de productividad, ingresos no percibidos, distorsiones en el gasto, así como costos públicos y privados.

Los delitos con violencia generaron un costo directo de 297.2 millones de pesos y las pérdidas económicas indirectas ascienden a 994.8 millones de pesos.

Es importante destacar que este Índice mide las pérdidas económicas que genera el miedo, el cual se mide por todas las actividades de convivencia, recreación, viajes, entre otras, movilidad económica que se traduce en gasto que no se realiza cuando las personas evitan salir por temor a ser víctimas de actos violentos, este gasto ausente fue de 74 millones de pesos.

Por otro lado, tenemos las mediciones que realiza el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), como la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre la Seguridad Pública (ENVIPE) a través de la cual en septiembre de 2019 se informó que en el ámbito nacional 24.7 millones fueron víctimas de algún delito de 18 años y más durante 2018 y se comieteron 33 millones de delitos. 

En las zonas urbanas se cometieron 29.8 millones de delitos mientras que en las zonas rurales 3.2 millones.

Esto en términos económicos se traduce a:

  • 286.3 mil millones de pesos fue el costo en los hogares que sufrieron pérdidas por la inseguridad y el delito, lo que evivale a $6,468.00 pesos por persona afectada.

De forma comparativa, en la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) se informa que el 71.3% de la población de 18 años y más considera que vivir en su ciudad es inseguro y las ciudades con mayor sensación de inseguridad fueron:

  • Coatzacoalcos, Veracruz.
  • Ecatepec de Morelos, Estado de México.
  • Naucalpan de Juárez, Estado de México.
  • Acapulco de Juárez, Guerrero.
  • Villahermosa, Tabasco.
  • Uruapan, Michoacán.

Asimismo, hay cifras que considerar para que los gobiernos realicen estrategias y acciones focalizadas, ya que el 80.9% de la población siente inseguridad en los cajeros automáticos localizados en la vía pública, 73.2% en el transporte público, 68.6% en el banco y 64.2% en las calles por la que normalmente camina.

Hacer de las ciudades entornos seguros significa: focalizar las acciones tanto públicas como privadas y sus inversiones económicas deben estar encaminadas a las necesidades reales de los habitantes del territorio y, para ello, la participación social; así como el diálogo con la ciudadanía son fundamentales.


* Mercedes Escudero Carmona es originaria del Distrito Federal y reconocida como una de Los 300 Líderes más Influyentes de México en 2017, 2018 y 2019.

Licenciadaen Ciencias de la Comunicación por la FCPyS de la UNAM; con Maestría en Comunicación y especialización en comunicación política e institucional, por la Universidad Iberoamericana.

Actualmente, es Presidente de la organización CPTED (Crime Prevention Through Environmental Design) Capítulo México de la Internacional CPTED Association (ICA), además de desempeñarse como Investigadora y Directora General del Centro de Estudios en Seguridad Ciudadana y Humana SC.

Deja una respuesta