16 de mayo de 2022

Emite SESA recomendaciones para prevenir intoxicación por monóxido de carbono

Con el objetivo de prevenir intoxicaciones por monóxido de carbono en esta temporada invernal, la Secretaría de Salud (SESA) recomienda a la población a no utilizar braseros o estufas para calentar el hogar, ya que pueden provocar considerables secuelas neurológicas e incrementar el riesgo de intoxicación.

 

Ernesto García Lara, responsable Estatal de Enfermedades Respiratorias e Influenza, destacó la importancia de que las familias tlaxcaltecas conozcan los signos y síntomas de la intoxicación por monóxido de carbono como: dolor de cabeza, debilidad, mareos, náuseas, vómitos, falta de aire, desorientación, visión borrosa y pérdida del conocimiento; además de irritación de mucosas y confusión mental.

 

García Lara explicó que ante la presencia de estos síntomas se recomienda abrir puertas y ventanas del hogar, salir del lugar, respirar al aire libre, retirar a las personas que se encuentren en la zona y llamar al número de emergencias 911 o acudir a la unidad de salud más cercana a su domicilio para recibir atención.

 

El funcionario estatal detalló que el monóxido de carbono es un gas sin olor, ni color, que puede causar súbitamente enfermedades y ocasionar la muerte, se genera en el proceso de combustión y es expulsado por automóviles y camiones, candelabros, estufas y fogones de gas.

 

Por lo anterior, la Secretaría de Salud recomienda evitar el uso de braseros y hornos en espacios cerrados, así como a verificar que calefactores, calderas, parrillas de carbón, calentadores de agua, generadores portátiles y motores que usan combustible tengan la ventilación necesaria para evitar casos de intoxicación por monóxido de carbono.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.