Imagen tomada de: lopezdoriga.com

El Instituto Nacional Electoral (INE) realizó la videoconferencia “La inclusión de las mujeres en la democracia”, como parte del proyecto #INE incluyente, que tiene la finalidad de visibilizar los contextos de desigualdades que enfrentan diferentes sectores de la población que han sido históricamente discriminados y crear una vía que permita dialogar y reflexionar sobre retos que aún enfrenta la democracia mexicana.

 

“La participación de las mujeres en los espacios de toma de decisiones no es una concesión, ni depende de la voluntad de los actores políticos, es un derecho que se tiene que reconocer sin ninguna cortapisa”, afirmó en la videoconferencia la presidenta de la Comisión de Igualdad de Género y No Discriminación del INE, Dania Ravel Cuevas.

 

Junto con la Jefa de la carrera de Sociología de la Facultad de Estudios Superiores Aragón de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Georgina Cárdenas Acosta, abordaron las resistencias para que la mujer ocupe cargos públicos en la sociedad mexicana.

 

“Los derechos humanos de las mujeres no son negociables y las acciones afirmativas son sólo un instrumento que nos permite sentar condiciones para hacer efectivos estos derechos”, dijo Ravel Cuevas.

 

Mencionó los trabajos realizados para lograr que quienes integran la mitad de la población, también formen parte de las decisiones de la vida pública y política del país.

 

La Consejera dio cuenta, a través de varios casos, de las resistencias a los movimientos sociales de las mujeres y de cómo se intentó dar la vuelta a las cuotas de paridad establecidas en 1996, las acciones afirmativas aprobadas por la autoridad electoral, la incorporación del principio de paridad en la Constitución en 2014, además de las agresiones basadas en estereotipos y roles de género.

 

 

Ravel Cuevas afirmó que las gubernaturas, al parecer “son un cargo vedado para las mujeres, pues de las 32 entidades federativas, sólo seis han tenido alguna vez a una mujer como gobernadora: Ciudad de México, Colima, Sonora, Tlaxcala, Yucatán y Zacatecas” y será uno de los retos a enfrentar en las elecciones 2021, cuando se renovarán 15 gubernaturas.

 

Agregó que el 6 de junio del 2019 se publicó la reforma constitucional que establece la “paridad en todo”, pero falta la configuración para poder implementar también la paridad en las gubernaturas, “porque sabemos que tiene que hacerse, pero no cómo”.

 

 

La democracia sigue en deuda con las mujeres

 

En su intervención, Georgina Cárdenas Acosta hizo un recuento histórico de los cambios en materia de paridad hasta el momento, “la democracia en su origen estuvo pensada como un patrón masculino y esto no ha cambiado mucho, la democracia sigue en deuda con las mujeres”.

 

El acceso de las mujeres a los cargos de toma de decisiones no ha sido nada sencillo, agregó, al destacar que pese a las acciones legales “realmente tenemos que cambiar el chip, tenemos que luchar ampliamente con esa cultura político-social e institucional que sigue discriminando a las mujeres”.

 

Celebró las acciones afirmativas realizadas hasta el momento y delineó retos hacia el futuro para que las mujeres ejerzan realmente sus derechos político-electorales, como la difusión en medios de comunicación y partidos políticos; que los congresos locales armonicen sus legislación con las recientes reformas, porque debe ser 90 días antes del proceso electoral y que los partidos ajusten su discurso con la paridad, eviten usar a las mujeres como cuotas o simulen la paridad.

 

En el caso de Ciudad de México, advirtió de un incumplimiento de la paridad, pues en el ejercicio del cargo en los altos mandos de la estructura de las alcaldías, sólo un 30 por ciento son mujeres.

 

Aclaró que “la paridad no busca avasallar a los hombres, simplemente la mujer quiere ocupar su lugar y participar en la decisiones públicas y políticas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *