5 de marzo de 2024

La construcción de un entorno democrático es imposible sin la protección de los derechos laborales, sin las libertades de prensa y de expresión, y sin el ejercicio del propio derecho a defender los derechos humanos. Este camino por la justicia y la equidad necesita también, en un Estado de derecho como el nuestro, del uso de los mecanismos establecidos para formular cualquier requerimiento.

 

En una democracia, cada persona tiene derecho a ser escuchada, así como a acceder a los procedimientos pertinentes de resolución de conflictos o deslinde de responsabilidades.

 

El debate en torno a los derechos laborales y al ejercicio de la autoridad en la Agencia de Noticias del Estado Mexicano, Notimex, es señal de una ciudadanía comprometida con la defensa de los derechos de todas y de todos, vigilante y que no está dispuesta a permitir que el poder vuelva a ejercerse en nuestro país de forma indebida. En ese sentido, el debate es señal de una democracia sana y del compromiso por un mejor futuro que tenemos todas y todos los mexicanos.

 

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos convoca en el mayor ánimo de la conciliación, a resolver el diferendo de las partes desde este espíritu democrático en que cualquier discrepancia debe resolverse por las vías establecidas, respetando el debido proceso y los derechos de todas las partes a ser escuchadas. Deben primar los principios de transparencia, el derecho a la verdad y rendición de cuentas, sin que ello derive en procedimientos paralelos desarrollados por vías extraordinarias.

 

Este Organismo Nacional confía en que esta situación se resolverá gracias a los mecanismos disponibles en un Estado democrático, sin vulnerarse los derechos de ninguna persona y estableciéndose el diálogo correspondiente. Confía en el compromiso de todas las partes con la justicia y los derechos humanos.

Deja una respuesta