10 julio 2020
Tres Picos que harán historia

Tres Picos que harán historia

No me refiero a la calle de Tres Picos ubicada en la colonia Polanco de la Ciudad de México, que por algún tiempo se llegó a llamar David Alfaro Siqueiros, sino a los máximos históricos alcanzados en materia de coronavirus e inseguridad a nivel nacional, cifras que seguramente harán historia

Durante los primeros 7 días de junio y marcando el inicio de la “nueva normalidad” tuvieron lugar en México los tres picos más altos en lo que va del sexenio en personas fallecidas y contagios confirmados por coronavirus, así como en número de víctimas de homicidio doloso.

El primer pico histórico se presentó el 3 de junio, cuando se registraron 1,092 personas fallecidas por Covid-19, cifra máxima en este rubro. El segundo en orden de importancia se registró al día siguiente con 816 casos.

El segundo pico histórico se presentó el 4 de junio, cuando se registraron 4,442 casos de contagios por coronavirus confirmados. El segundo en orden de importancia se registró al día siguiente con 4 mil 346 casos.

El tercer y último pico histórico se presentó el 7 de junio, cuando se registraron 117 víctimas de homicidio doloso, considerado el día más violento del actual sexenio. El segundo en orden de importancia data del 19 de abril con 114 víctimas.

Aún con los 2 primeros picos en su máximo nivel histórico, el titular del ejecutivo continuó con su recorrido por el sureste de México, queriendo hacer coincidir el banderazo inicial de las obras del Tren maya, esas que a estas alturas carecen de Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA), con las elecciones que tendrán lugar justo el año próximo.

En su primera conferencia “mañanera” después del épico viaje por tierra, recibió la noticia de un nuevo pico en materia de homicidios dolosos, el del 7 de junio, fecha en la cual 26 entidades federativas registraron víctimas asesinatos de este tipo, algo pocas veces visto a nivel nacional.

Lo anterior indica que la pandemia no está “domada”, que no vamos “bien” y la violencia homicida tampoco ha sido contenida, ni con la ayuda del coronavirus, como ya pasó con la mayoría de los delitos durante abril.

En este contexto, cuando el país registra el mayor riesgo epidemiológico y su mayor retroceso en materia económica, resulta oportuno cuestionar si era necesario viajar al sureste y que la gente observará al presidente de la República rompiendo las reglas básicas del juego, pero una vez “abierto el ostión”, muchas personas se volcaron a las calles, con el consecuente incremento en el número de contagios.

Sobre el particular, si el titular del ejecutivo federal insiste en no resguardarse unos días más, su ejemplo podría ser retomado por cientos de miles de personas que saldrán a las calles o reabrirán sus negocios informales, sabiendo que las autoridades no los podrán “reprimir” ni multar, con el consecuente repunte de contagios y personas fallecidas, así como el probable incremento en el número de homicidios dolosos en todo el país, una vez que más personas transitarán por las calles y espacios públicos, en particular los denominados giros negros, y eventualmente se reactivarán los mercados ilícitos

Recordemos que si el confinamiento por coronavirus contribuyó en que los delitos disminuyeran sensiblemente en abril, el retorno a la “nueva normalidad”, aun cuando  la famosa curva no se haya “aplanado”, podría significar una salida en falso en pleno semáforo rojo que puede resultar contraproducente.

Hoy que el escenario político está llegando a su máxima expresión con el ya famoso Bloque Opositor Amplio (BOA), es momento de no distraernos y esperar un poco más para acabar con el confinamiento, es necesario hacerlo por nosotros, ya que la autoridad sigue generando cortinas de humo para ocultar que no hay avances significativos en materia de salud, económica y de seguridad, por más que la narrativa diaria así lo pretenda posicionar. 


Facundo Rosas realizó sus estudios de Ingeniería en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), donde fue condecorado con la “Medalla al Mérito Universitario”;  cuenta con Maestrías en Administración y en Seguridad Pública y Derechos Humanos.

 

Facundo Rosas
Ingeniero Facundo Rosas
Su trayectoria incluye el haber sido Director General de Terrorismo de la Policía Federal Preventiva (PFP), Director General de Análisis Táctico de la Agencia Federal de Investigación (AFI), Coordinador de Inteligencia para la Prevención de la PFP, Subsecretario de Estrategia e Inteligencia Policial de la SSP Federal, Subsecretario de Prevención, Vinculación y Derechos Humanos de la SSP Federal, entre otros cargos.

Entre marzo de 2010 y febrero de 2012 atendió directamente la problemática de violencia en Ciudad Juárez, Chihuahua en el marco de la Estrategia “Todos Somos Juárez”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *