3 agosto 2020

La primera «guardería voladora» del mundo

La pandemia de COVID-19 ha creado un aumento en la demanda de los clientes que buscan opciones de jet privado para proteger a sus familias, pero incluso los aviones más actualizados no atienden a los pasajeros más jóvenes. Tradicionalmente, los jets privados sirven muy bien a los profesionales de negocios, pero tienen pocas comodidades o instalaciones para bebés y niños a bordo. La galardonada compañía de aviones privados, FlyEliteJets  se asoció con la galardonada diseñadora de interiores Jenny Allan Design para crear a primera «guardería voladora» del mundo.

 

El concepto de diseño nació del CEO de FlyEliteJets, Christopher Williams-Martin (padre de dos niños) para proporcionar un espacio privado y seguro para que los padres puedan alimentar a sus bebés y tener un espacio dónde los niños pequeños pueden dormir, jugar y relajarse a bordo de aviones privados. Como todos los padres saben, volar con bebés y niños puede ser un momento estresante. Después de haber viajado con frecuencia con clientes con niños y con su propia familia, Christopher notó de primera mano que las instalaciones actuales no satisfacen las necesidades de los bebés y niños pequeños.

 

Dado que los clientes de FlyEliteJets utilizan cada vez más sus aviones para pasar fines de semana y vacaciones con sus familias, el CEO de la compañía buscó personalmente un diseñador que pudiera crear un espacio cálido y acogedor para padres e hijos a bordo de aviones de largo alcance que frecuentemente vuelan rutas transcontinentales.

La “Flying Nursery” fue diseñada para instalarse en la cabina trasera del jet, un área tradicionalmente subutilizada. Al crear un espacio dedicado para madres, padres, niñeras y niños con acceso directo al baño trasero y al equipaje, se convierte en un paraíso a bordo para niños y padres, con instalaciones para comer, dormir, jugar, relajarse y refrescarse

 

El diseño incluye un techo con luces estrelladas para crear una maravillosa sensación de atmósfera en la cabina, ideal para leer a la hora de acostarse y con detalles extravagantes como ositos de peluche en los asientos, una tienda de campaña en miniatura con cojines de nubes que se pueden plegar fácilmente despegue y aterrizaje, así como un mini caballito de madera y estantes para juguetes y libros infantiles. El diseño presenta una decoración tranquila, pacífica y neutral que alivia los sentidos.

 

Jenny Allan, fundadora de Jenny Allan Design, dijo: «Queríamos diseñar algo único que nunca antes se había hecho en un jet privado y revolucionar la forma en que los clientes viajan con sus hijos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *