29 septiembre 2020

Como parte de su gira de trabajo por el estado de Oaxaca, la secretaria de Cultura del Gobierno de México, Alejandra Frausto Guerrero, acompañada del gobernador del Estado, Alejandro Murat Hinojosa, hizo la entrega simbólica de la Catedral de Huajuapan de León a la comunidad, luego de su restauración por los daños ocasionados por el sismo del 7 de septiembre de 2017.

 

Ahí la secretaria de Cultura del Gobierno de México, Alejandra Frausto Guerrero, expresó la importancia de que este lugar pueda volver a ser punto de reunión y encuentro de la comunidad, destacó que, de haber tenido un mantenimiento preventivo, con los materiales correctos, el sismo de 2017 no hubiera causado tanto daño al patrimonio cultural. Para prevenir situaciones como esta, comentó, esta reconstrucción se llevó a cabo siguiendo procedimientos y técnicas tradicionales, con conocimientos, manos y materiales locales.

 

Reconoció el trabajo de los especialistas del INAH, institución que, con una historia de 80 años, se ha encargado de salvaguardar el patrimonio histórico del país.

 

A su vez, el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, recordó que los trabajos conjuntos entre gobierno federal, estatal y municipal, han permitido a la entidad salir adelante después de los daños ocasionados por el movimiento telúrico de 2017, uno de los más fuertes en la historia de México, también de los más destructivos.

 

Tras realizar un recorrido por este inmueble, las autoridades, en coordinación con la empresa Conservare S.A. de C.V., encargada de los trabajos de restauración, entregaron a las autoridades eclesiásticas un reconocimiento póstumo a Monseñor Teodoro Enrique Pino Miranda, obispo de la Arquidiócesis de Huajuapan, fallecido en julio pasado, cuya labor fue fundamental para avanzar en la conservación del patrimonio cultural de la región de la Mixteca oaxaqueña.

 

La joya de la corona mixteca

 

Considerada una de las joyas arquitectónicas de la mixteca oaxaqueña, la catedral de San Juan Bautista, en Huajuapan de León, es un bello templo de estilo neoclásica del XVIII. La primera referencia histórica que se tiene de ella, se remonta a un mapa que se envió al virrey Álvaro Enríquez de Zúñiga Guzmán, en 1776.

 

En 1812, este inmueble histórico sirvió de baluarte a Valerio Trujano durante el sitio de la ciudad. Con el siglo XIX devino un periodo trágico para este inmueble. Para 1863 fue destruido por un temblor y, cuatro años después, se reedificó. Sin embargo, en 1882 otro sismo dañó sus torres, cúpula y el crucero del sagrario, elementos que fueron reconstruidos en años posteriores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *