19 octubre 2020

La Secretaría de Cultura federal, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), participó en el informe de los trabajos y acciones que el Gobierno de México ha llevado a cabo en el Proyecto Tren Maya (PTM), cuya extensa zona por la que pasa el trazo de la vía se caracteriza por una altísima densidad de sitios, zonas de monumentos arqueológicos e históricos y por la importante diversidad cultural.

 

En el acto, encabezado por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, la secretaría técnica del INAH, Aída Castilleja González, señaló que el conocimiento y la investigación sobre el patrimonio cultural son premisas de suma importancia para el Instituto: “No se puede conservar lo que no se conoce y no puede haber un disfrute pleno del patrimonio si éste no se conserva y se protege”, afirmó la antropóloga.

Detalló que en la zona del Tren Maya se ubican 50 zonas arqueológicas abiertas al público, las cuales son atendidas con trabajos de investigación y conservación, así como con tareas de actualización de los planes de manejo y fortalecimiento de las unidades de servicio para los visitantes.

 

En la ruta del PTM, además, existen 10 museos, dos Zonas de Monumentos Históricos, 42 cenotes y numerosos monumentos históricos, como estaciones de ferrocarril, haciendas y templos, los cuales también están sujetos a la vigilancia del INAH; cinco de ellos están inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial: Uxmal, Chichén Itzá, Palenque, Calakmul y la ciudad de Campeche.

 

La representante del INAH explicó que, una vez que se realicen los trabajos de investigación, estudios de factibilidad y planes de manejo sostenibles, “se tiene considerada la apertura de tres o cuatro zonas arqueológicas a lo largo del Proyecto Tren Maya”.

Una de las tareas relevantes del INAH es asegurar la protección de sitios y monumentos que se distribuyen a lo largo del trazo de la vía. En ese sentido, reiteró que desde los inicios del proyecto se ha trabajado en la formulación y programación de las tareas de salvamento arqueológico de manera cercana con el Fonatur, instancia con la cual se han firmado dos convenios de colaboración. El primero para la prospección arqueológica mediante el levantamiento topográfico con tecnología LIDAR, con el fin de establecer las estrategias de trabajo para la debida conservación del patrimonio cultural de la nación, y el segundo, a partir del “Proyecto U LuUmil Maaya Wíinikoob: Un análisis regional del sureste mesoamericano. Proyecto marco de salvamento Arqueológico ‘Tren Maya’ en los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo”, el cual constituye la base para los trabajos que iniciaron en mayo de este año.

 

Explicó quea la fecha se han integrado grupos de trabajo especializados que llevan a cabo recorridos de campo en cada tramo del PTM. “La información generada y procesada por el laboratorio de análisis geoespacial ha posibilitado el seguimiento y registro, en tiempo real, de la ubicación exacta y las características de los vestigios arqueológicos que son reportados por los equipos de campo.

 

La Secretaria técnica del INAH dijo que, con base en esta información y “bajo la aplicación de criterios para garantizar la salvaguarda del patrimonio, el INAH ha emitido los dictámenes técnicos que constituyen el sustento de los vistos buenos parciales solicitados por el Fonatur para las obras específicas. A la fecha, en el total de los trazos han sido dictaminados más de 100 kilómetros”.

 

Finalmente, se informó que el INAH ha participado en el programa integral encabezado por la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, el cual incluye acciones para coadyuvar a la participación y distribución de los beneficios a las comunidades aledañas a sitios de valor patrimonial, a su disfrute y al ejercicio pleno de sus derechos culturales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *