27 de noviembre de 2020

En Macuspana, llega ayuda y rescate hasta río abajo del Tulijá

Macuspana, Tabasco. – Elementos de Protección Civil del Estado, la Marina y del Ejército reforzaron su presencia en este municipio para evacuar a damnificados de las comunidades y colonias urbanas, como de las más alejadas que están río abajo de los ríos Puxcatán y Tulijá, que se encuentran aún desbordados.

 

Desde esta cabecera municipal, las brigadas de Protección Civil y de las fuerzas federales se desplazan para auxiliar a damnificados, donde el agua había alcanzado hasta dos metros de altura, el pasado sábado.

 

El domingo, cuando iniciaron las tareas de auxilio, elementos de la Sedena se desplazaron en una lancha a rescatar a gente de la colonia Carlos Green, Abasolo, primera sección, y Álvaro Obregón, mientras que otros de la Marina, en dos lanchas, fueron a buscar gente a San Joseíto, Gran Poder, El Jobo y La Victoria.

 

Ayer, a cuatro días de haberse desatado la creciente, el nivel del Puxcatán bajó notablemente en la avenida periférica de entrada a la ciudad, como en las calles céntricas y de las colonias.

 

Sin embargo, la labor aún de rescate es en las comunidades ribereñas, como Tepetitán, donde el río Tulijá, un brazo del Puxcatán, continúa desbordándose con fuerza.

 

En ese poblado, localizado a unos 40 kilómetros de la cabecera municipal, apenas llegaron elementos militares, a bordo de un convoy, al albergue principal de esta villa, su tarea fue repartir 88 colchonetas a los damnificados, pero enseguida continuar con rescate de más personas que están inundados río abajo.

 

Un mando instruyó a un pelotón abordar dos lanchas fuera de borda y acudir a la búsqueda de familias, a partir de la información proporcionada por lugareños, que le sirven de guía a las embarcaciones.

 

En la trayectoria al poblado Castro y Güiro, ubicado a 6 kilómetros río abajo, un lugareño que lleva, a bordo de un cayuco, un par de adultos mayores y cuatro niñas, pidió el rescate a los militares, por lo que en medio de la creciente, fue logrado el trasiego.

 

La tarea, sin embargo, no fue fácil cuando un río está sumamente caudaloso y sobre todo cuando, sus aguas cubren grandes zonas de ranchos ganaderos y cultivos. Significó un viaje con maniobras de más casi tres horas.

 

En este poblado, las brigadas de Protección Civil del Estado tampoco descansan con sus maniobras de rescate que realizan con una lancha y un vehículo de tres toneladas.

 

“Hemos ayudado a salir de sus casas, alrededor de 150 personas en condiciones de haber perdido sus pertenencias entre el agua, que les alcanza de 70 a 80 centímetros. A la mayoría los hemos traído a los albergues de la comunidad y a otros a otras zonas más altas”, relató el brigadista Limbert López.

 

En suma, a través de lanchas, las brigadas de los tres órdenes de gobierno han rescatado a más de 300 personas, con maniobras que en ocasiones, han sido de muy alto riesgo.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *