1 de diciembre de 2020

La adicción al alcohol debe tratarse y abordarse como un problema de salud y nunca como un delito, afirmó el secretario Jorge Alcocer Varela, al encabezar la conmemoración del Día Nacional contra el Uso Nocivo de Bebidas Alcohólicas, que se conmemora este 15 de noviembre.

 

El secretario de Salud expuso que el gobierno de México lleva a cabo la Estrategia Nacional contra las Adicciones Juntos por la Paz para disminuir el impacto negativo que ocasiona el consumo de alcohol, con un modelo de convocatoria a la escucha y al diálogo, para fomentar la inclusión y reconstrucción del tejido social.

 

Expresó que el mensaje que se debe transmitir a niñas, niños y adolescentes es que no existe un consumo seguro de alcohol, ya que afecta las relaciones sociales y familiares, disminuye el rendimiento escolar y aumenta la probabilidad de otras conductas de riesgo como participar o ser víctima de actos o accidentes violentos, o de tener relaciones sexuales sin protección.

 

Nuestro país cuenta con una sólida red de atención a la salud mental y adicciones en el territorio nacional, integrada por más de 300 Centros de Atención Primaria contra las Adicciones y 48 centros integrales de salud mental que brindan servicios de consulta externa, subrayó.

 

Además, se cuenta con tres Centros Comunitarios de Salud Mental; más de 100 unidades de los Centros de Integración Juvenil (CIJ) que ofrecen servicios de tratamiento para que las personas abandonen la adicción al alcohol y otras drogas; el Instituto Nacional de Psiquiatría “Ramón de la Fuente Muñiz”, hospitales psiquiátricos y hospitales generales.

 

Alcocer Varela dijo que las personas que consumen alcohol tienen mayor riesgo de desarrollar depresión, sobre todo si se inicia a edades tempranas.

 

Durante la contingencia sanitaria por COVID-19, la prevención del consumo de alcohol cobra mayor relevancia. Se sabe con certeza que el aislamiento puede provocar estados de ansiedad, depresión y, por lo tanto, mayor ingesta de bebidas alcohólicas.

 

Durante su intervención, el Comisionado Nacional contra las Adicciones (Conadic), Gady Zabicky Sirot, mencionó que es prioritario identificar las señales de alerta de algún problema de salud mental o de adicciones, como el aumento en el consumo de bebidas alcohólicas, cambios de humor, descuido en el aseo personal y pensamientos asociados con la muerte o expresar deseo de morir.

 

A su vez, el director general de la Conadic, Jorge Julio González Olvera, informó que la depresión afecta a 300 millones de personas en el mundo y es la causa directa de 60 enfermedades. Además, contribuye a 200 condiciones de salud como cáncer, suicidio, violencia y accidentes, entre otros.

 

En su oportunidad, la directora general de los Centros de Integración Juvenil A.C, (CIJ), Carmen Fernández Cáceres, recalcó que el 30 por ciento de las personas que padecen algún trastorno depresivo toman en exceso y cerca de 90 por ciento de quienes padecen algún trastorno derivado del consumo de drogas, se inicia con el consumo de bebidas alcohólicas.

 

Durante la ceremonia, se entregaron por primera vez reconocimientos en cuatro categorías: Sociedad Civil, Investigación y Academia, Programa de Gobierno y Trayectoria al Esfuerzo, a personas o asociaciones que han hecho contribuciones a la lucha contra el uso nocivo del alcohol.

 

En el rubro de Sociedad Civil se otorgó a México Saludable; en Programa de Gobierno, fue para el Instituto de Servicios Estatales del Estado de Aguascalientes; el de Investigación y Academia fue para la doctora María Elena Medina-Mora y el de Trayectoria fue de forma póstuma, para el doctor Víctor Manuel Guisar Cruz, y lo recibió su hijo Víctor Manuel Guisar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *