17 de enero de 2021
Cómo funciona la vacuna contra la COVID-19 que llegó a México

Cómo funciona la vacuna contra la COVID-19 que llegó a México

México dio un paso histórico en el combate a la pandemia de COVID-19 y este miércoles 23 de diciembre recibió el primer embarque de vacunas con las cuales comenzará el proceso de inmunización en todo el país.

El proceso de vacunación comenzará este 24 de diciembre en Coahuila y Ciudad de México, sitios hasta donde se trasladarán de forma ordenada los trabajadores del sector salud que atienden a los pacientes infectados con coronavirus SARS-CoV-2; ellos serán los primeros en recibir el fármaco para protegerlos en su lucha contra la pandemia.

De acuerdo con la Política Nacional de Vacunación contra el virus SARS-COV-2 para la prevención de la COVID-19, la primera fase de inmunización se realizará con la fórmula desarrollada por Pfizer y BioNtech, ya que esa fue la primera en obtener la autorización de uso de emergencia emitida por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Posteriormente, cuando las demás vacunas obtengan su autorización, llegarán a nuestro país para continuar con las siguientes fases de inmunización.

¿Cómo funciona la vacuna de Pfizer y BioNtech?

Para empezar, debemos saber que las vacunas contra COVID-19 ayudan al organismo a desarrollar defensas contra el virus SARS-CoV-2. En la carrera por encontrar una vacuna efectiva, diferentes famacéuticas han desarrollado formulas que actúan de distintas formas para generar protección.

La vacuna de Pfizer y BioNtech, que hoy arribó a México, es de ácido ribonucleico mensajero (ARNm), el cual contiene material del virus que causa COVID-19, que ayuda a producir defensas sin causar la enfermedad, e instruye a nuestras células a crear una proteína del virus.

Una vez que nuestras células copian la proteína, destruyen el material genético de la vacuna.

Nuestro organismo reconoce que esa proteína no debería estar en nuestro cuerpo y crea defensas que recordarán cómo combatir al virus si nos infectamos en el futuro; por lo tanto, el organismo aprende a protegerse contra futuras infecciones.

Las vacunas ARNm ofrecen seguridad a las personas, ya que no son elaboradas con el virus completo y no hay peligro de que causen la enfermedad. Tampoco afectan el ácido desoxirribonucleico (ADN) humano, ya que nunca ingresan al núcleo de las células.

Este tipo de vacunas con ARNm son nuevas, pero no son desconocidas en el ámbito científico, por lo que las personas estarán protegidas sin correr el riesgo de enfermedad COVID-19.

Los resultados disponibles de las investigaciones muestran una prevención de la enfermedad COVID-19 de cerca del 95 por ciento de los casos, después de administrar dos dosis con un intervalo de 21 días, en personas de 16 y más años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *