21 de enero de 2021

Desde que inició la Nueva Política de los Salarios Mínimos (NPSM) el ingreso de todos los trabajadores ha incrementado y se han beneficiado, especialmente, a aquellos que menos ganan, informó la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami).

En un análisis elaborado por la Conasami, se destaca que durante 2018 los trabajadores afiliados al IMSS que menos ganaban vieron disminuidos sus ingresos en 2.52% en términos reales, aquellos que más ganaban los incrementaron en 0.78%.

Al contrario, con la NPSM durante 2019 y 2020 ambos grupos han contado con mejores salarios, pero los que menos ganan se han visto más beneficiados con esta política. Tan sólo en 2019 los ingresos reales de los que menos ganan se incrementaron en 9.63% y en 2020 crecieron en 13.98%; mientras quienes tienen mayores ingresos incrementaron en 2019 en 2.32 y 2.20% en este último año.

Los incrementos al salario mínimo impulsaron a los salarios contractuales, que observaron incrementos de 2.79% en términos reales en las jurisdicciones locales y 1.70% en las federales, los mayores observados desde 2001.

El documento destaca también que en 2019 el salario mínimo alcanzó por primera vez la línea de bienestar individual mínima, lo que significó que una persona trabajadora podría adquirir una canasta básica para sí misma.

Con el incremento otorgado para 2021, el salario mínimo cubrirá 130.71% de esta canasta básica, lo que significa que un trabajador es capaz de solventar sus gastos básicos y contribuir a los de algún dependiente adicional.

Enmarca que antes de la emergencia sanitaria, los incrementos al salario mínimo habían contribuido a que aproximadamente 4.8 millones de mexicanos dejaran la pobreza laboral.

Hoy entra en vigor el aumento a los salarios mínimos generales de 15% en la Zona Libre de la Frontera Norte (ZLFN) y el Resto del País para 2021 que el Consejo de Representantes de la Conasami decidió por mayoría de votos en días pasados.

Este ajuste beneficiará a nivel nacional a 4 millones 552 mil 626 trabajadores, que representan el 22.85% del total de trabajadores afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Tan solo en la ZLFN serán 505 mil 726 y en el resto del país a 4 millones 46 mil 900 trabajadores.

En contraparte, el costo para las empresas representarán un costo adicional general de sólo 0.44% del total de los salarios que ya pagaban. En la ZLFN 0.72% y en el resto del país 0.41%.

La Conasami resaltó que por primera vez se incluyeron dos nuevas profesiones, sectores historicamente olvidados, trabajadoras del hogar y jornaleros agrícolas quienes tendrán un salario de $213.39 pesos en la ZLFN y de $160.19 para trabajadores agrícolas y $154.03 trabajadoras del hogar en el resto del país. Esta fijación de salario del 15% beneficiará a 196,317 trabajadores(as) que tenían un salario base de cotización menor.

Finalmente, confió que los incrementos de 2021 continuarán con la recuperación del poder adquisitivo de los que menos ganan y con ello, se disminución de la pobreza laboral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *