17 de abril de 2021

Hace 55 años, Ford dejó de preocuparse por la educación en Chihuahua

Ciudad de México a 30 de marzo, 2021. – Hace más de medio siglo, 55 años para ser exactos, la empresa del óvalo azul, Ford de México, dejó de preocuparse por la educación en México, para ocuparse y poner manos a la obra.

 

Fue así como en 1966, México atestiguó el nacimiento del Comité Cívico de Ford y sus Distribuidores, una asociación civil sin fines de lucro establecida con el objetivo de contribuir con el desarrollo social y cultural de las comunidades, acercando el aprendizaje a niños localizados en zonas vulnerables y haciendo frente a un problema que más que preocupación, requería acciones: la educación en México.

 

El movimiento por la educación, comprometido con las comunidades donde Ford tiene presencia, surgió en el estado de Chihuahua casi al mismo tiempo que la planta de motores de Ford, inaugurada en 1983, y que actualmente provee motores a diferentes partes del mundo. Es por ello que desde 1973 la compañía del óvalo azul, de la mano de Comité Cívico de Ford y sus Distribuidores, han construido y donado 19 escuelas públicas primarias, en las que asisten 5,771 alumnos 229 profesores en este estado, las cuales se encuentran en algunas localidades como: Ascensión, Buenaventura, Cd. Juárez, Cd. Cuauhtémoc, Cd. Delicias, Cd. Jiménez, Chihuahua, Hidalgo del Parral, Municipio Meoqui, Nuevo Casas Grandes y Villa Ahumada.

 

Las escuelas en su mayoría cuentan con aulas didácticas, salón de usos múltiples, aula de medios, patio cívico y campos recreativos. En Ford sabemos que lo más importante en la vida se forma en la primaria, por ello continuamos con el legado de impulsar la educación en el estado y con la finalidad de preparar alumnos exitosos, y así llevar la educación de México más lejos.

 

Para Henry Ford, “el éxito consistía en hacer más por el mundo, que lo que el mundo hace por ti”, pensamiento que el Comité Cívico de Ford y sus Distribuidores ha confirmado como un compromiso hacia una meta muy clara: contribuir en el progreso de la sociedad mexicana, apostando por la educación como el motor que mueve a un país.

 

La construcción de la primera escuela, seguido por los frutos del camino recorrido antes mencionados, son solo la punta del iceberg de las acciones realizadas durante estos 55 años desde la trinchera del programa “Educación en Movimiento”, el cual, hasta el día de hoy, ha resultado en la edificación y donación de 212 escuelas públicas primarias en diferentes lugares de México, a las cuales asisten más de 80 mil niños y niñas diariamente a nivel nacional. Las 3 palabras que necesitamos destacar para poder continuar con esta historia: unidad, apoyo y evolución.

 

El Comité Cívico de Ford y sus Distribuidores se ha convertido en la única entidad privada en el país, que ha materializado su compromiso con la niñez mexicana a nivel socioemocional y cultural; no solo a través de la construcción de aulas educativas, sino brindando apoyo de manera continua a alumnos, padres y docentes. Más allá de los edificios que llevan el nombre de “Escuela Ford”, el Comité ha mantenido la responsabilidad de ir de la mano de los niños y niñas que asisten a sus escuelas públicas primarias, convirtiendo sus sueños en realidad.

 

El programa demuestra que su labor está por encima de un edificio, caminando cercanos a sus alumnos y docentes hacia una mejor calidad de vida y un mejor futuro, a través de iniciativas complementarias como: donación de becas a estudiantes sobresalientes de escuelas Ford, entrega hasta el momento más de 13,000 lentes permitiendo a los niños aprovechar de mejor manera sus clases, programas de educación para padres y maestros para ser aplicados en aulas, así como en casa, que permita a los niños un crecimiento sano en ambos ambientes, donación de 1,000 laptops a estudiantes de las escuelas Ford y que, con su programa “Alfabetización Digital” capacitó a niños y maestros para asegurar el correcto uso y aprovechamiento de las herramientas digitales .

 

Lo anterior son solo algunas de las acciones que posicionan al Comité siempre un paso adelante y listo para lo que el futuro les tenga preparado. Por ejemplo, ante la situación actual del mundo, el Comité se está anticipando y preparándose con k its de higiene con gel antibacterial, cubrebocas, entre otros materiales desinfectantes, para asegurar un regreso seguro a sus escuelas una vez que el gobierno y la Secretaria de Educación Pública lo instruyan.

 

Es así como recorremos de manera breve estos 55 años de historia, hechos y educación. Pronto compartiremos más detalles y acciones que el Comité Cívico de Ford y sus Distribuidores a través de su programa “Educación en Movimiento”, han realizado, compartiendo el orgullo de años de dedicación y compromiso, demostrando que Ford construye más que autos: construye sueños, talentos y metas, pero, sobre todo, demuestra que Ford SE OCUPA.

 

Acerca de Ford de México

Ford de México inició operaciones en 1925 y cuenta con plantas de Estampado y Ensamble en Hermosillo y Cuautitlán, así como de Motores I y Motores II ubicadas en Chihuahua, además de sus oficinas centrales establecidas en la Ciudad de México. Ford produce en México los siguientes vehículos: Ford Fiesta, Ford Fusion, Lincoln MKZ así como, las versiones híbridas de estos últimos dos. Su estrategia de manufactura también incorpora el ensamble y producción de los motores Duratec I-4 (2.0 y 2.5 litros) así como los motores Power Stroke Diesel de 6.7 litros V8 y un motor diésel de 4.4 litros.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *