21 de abril de 2021

Sergio, de 24 años, repartidor en una cadena de farmacias sufrió la picadura de una abeja en el ojo derecho, y con la intervención oportuna de especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) lograron retirar el aguijón y evitaron un daño irreversible en la visión del paciente.

 

El pasado 31 de enero, al entregar un pedido y levantarse la mica del casco, una abeja clavó su aguijón en el ojo derecho y las toxinas comenzaron a generar un daño en el globo ocular.

 

“En un promedio de 40 minutos, se hizo un mini trasplante lamelar anterior de tres milímetros, con lo que pudimos retirar toda la toxina de la superficie y reconstruir la córnea de manera inmediata”, explicó la doctora Karla Verdiguel Sotelo, encargada del Banco de Tejido Corneal del Hospital General de la Raza.

 

De ahí la importancia de la donación de órganos y tejidos en México, para tenerlos en el momento que el paciente lo requiera, destacó la especialista.

 

La doctora Karla Verdiguel indicó que Sergio ya tiene una recuperación casi al 100 por ciento de la visión, hay que esperar un par de meses para retirar las suturas, rehabilitarlo visualmente y reintegrarlo a su actividad familiar, social y económica.

 

En tanto, el paciente agradeció al personal del IMSS por la atención recibida y haber salvado su ojo e hizo un llamado a donar órganos y tejidos, “ya que puedes salvar tanto la vida o, como en mi caso, la visión de otra persona”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *