19 de mayo de 2022

El nuevo acuerdo de seguridad entre España y Marruecos se basa en el firmado en 2019

Este tratado de cooperación mutua en la lucha contra las actividades ilegales se acordó tres años atrás, coincidiendo con la visita al reino alauí del monarca español, Felipe VI

Marruecos y España planean activar un nuevo acuerdo en la materia de seguridad y de la lucha contra la delincuencia entre las dos zonas. Este empezará a funcionar a partir del 30 de abril. Pero a pesar de que parece que el tratado se creó tras la visita de Pedro Sánchez a la nación norteafricana el pasado 7 de abril, el contenido del documento ya se firmó varios años atrás.

 

Esta alianza ya se concibió hace tres años. Su constitución coincidió con la visita del monarca español, Felipe VI, que viajó hasta el Reino en el año 2019. Durante su estancia, entre otros asuntos, se reunió con el rey alauí Mohamed VI. En este evento se celebró un desfile de ministros de los dos países, donde el ministro de Interior español y su homónimo marroquí, acordaron este tratado. Por aquel entonces, Fernando Grande-Marlaska y Abdelouafi Laftit realizaron este convenio que pretendía beneficiar a las dos partes en este ámbito.

 

 

Se trata de un documento que consta de cinco páginas y 15 artículos, que promete luchar contra el crimen organizado. Gracias a la firma de este acuerdo, Marruecos y España se enfrentarán a problemas como el terrorismo y los delitos contra el medio ambiente. Estos, en su caso, podrán requerir de una financiación que abonarán las dos naciones conjuntamente. Asimismo, se cooperará en cualquier otra actividad delictiva que requieran de una colaboración mutua, como por ejemplo la lucha contra el narcotráfico.

 

“España y Marruecos se informarán recíprocamente sobre investigaciones en curso en las distintas formas de delincuencia organizada, incluida el terrorismo, sus relaciones, estructura, funcionamiento y métodos”, confirma el BOE, el Boletín Oficial del Estado español.

 

 

Para crearlo, se va a constituir una comisión mixta que va a velar por la buena organización de este acuerdo. Constará de tres expertos en la materia procedentes de cada país y tendrán una reunión anual para examinar la cooperación. También constará de una sesión extraordinaria siempre que uno de los jefes de Estado la solicite. Además, el documento es indefinido y estará en vigencia siempre que uno de los países no renuncie a su continuidad por la vía diplomática. Si es el caso, seis meses después dejará de tener efecto.

 

La firma de este documento está basada en el Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación del año 1991. Este fue un escrito firmado tras la visita del rey emérito español al país alauí en 1989. Su estancia mostró la voluntad entre las dos partes de mantener unas buenas relaciones. Este tratado se fundamentó principalmente en el respeto a la legalidad internacional, la igualdad soberana entre las dos naciones, un compromiso de no intervención en los asuntos internos de cada región, así como un pacto de no agresión y con la condición de que, si surge cualquier conveniente, se arreglará por la vía pacífica de la conversación. También se acordó respetar los derechos humanos y luchar contra las injusticias, además de una cooperación para transmitir la cultura de las dos partes. 

 

A pesar de ello, este tratado se paralizó tras la acogida en España de Brahim Ghali, el secretario general del Frente Polisario. Pero, ahora con el establecimiento de unas nuevas relaciones, los dos Gobiernos han declarado que el documento necesita una actualización. “Se iniciarán conversaciones sobre la actualización del Tratado, sobre la base de los principios, parámetros y prioridades que deben guiar sus relaciones bilaterales en los años venideros”, confirmaron los dos países en una declaración conjunta.

 

Se espera que a principios de mayo se celebre una reunión en Rabat con la presencia de los secretarios de Estado de Interior, Exteriores y Migraciones de las dos partes para comenzar a modernizar este acuerdo.

 

Con motivo del reanude de unas nuevas relaciones diplomáticas entre Marruecos y España, se están activando diferentes tipos de métodos de cooperación como señal del buen entendimiento entre los dos países. Esto se debe a la decisión del Gobierno español de apoyar la causa marroquí de la soberanía del Sáhara Occidental y la visita de Pedro Sánchez al Reino. Tras este acontecimiento, los dos países se encuentran en una plena cooperación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.