29 de junio de 2022

La ciudad de Dajla acoge la primera edición del foro de inversiones España-Marruecos. Se trata de un importante evento organizado por el Ministerio de Industria y Comercia marroquí en colaboración con las autoridades de la región de Dajla y que tiene a los empresarios españoles por invitados.

 

La normalización de las relaciones entre España y Marruecos, y los progresivos avances del Gobierno marroquí en el reconocimiento internacional de la región que controla y administra de facto se cobra sus primeros frutos con este evento en el que se intenta seducir a las empresas españolas para aventurarse en una región en cambio constante, grandes oportunidades y una necesidad del “bon savoir” de las empresas españolas.

 

 

El acto que ha dado el pistoletazo de salida, organizado en el palacio de congresos de Dajla, corrió a cargo de las autoridades locales y de la sociedad civil. El representante del Wali, delegado del Gobierno en la región; Yanja Khattat, presidente de la Región de Dajla; el ministro de Industria y Comercio, Ryad Mezzour Chakib Alj, presidente de la CGEM, patronal marroquí, presentaron el foro por la parte del país norteafricano. En representación de la parte española tomó la palabra María José Tato, empresaria y organizadora del foro.

 

El representante del Wali en Dajla, primero en tomar la palabra, marcó el tono que condujo el evento. Destacó la nueva coyuntura política entre los Gobiernos de España y Marruecos que permite que se refuercen y se profundicen las relaciones económicas entre las sociedades civiles de los dos países, bajo la tutela e impulso de las autoridades. El representante del Wali quiso recordar que una de las principales ventajas de la región de Dajla está en su posición geográfica, un recurso clave en la penetración del mercado africano para aquellos que apuesten en la región. “Tenemos la oportunidad de trabajar para el beneficio económicos de nuestros dos reinos”, concluyó el representante del Gobierno central, poniendo en adelante una situación de “win-win” para España y Marruecos en el Sáhara.

 

El representante del Gobierno central enmarcó el éxito de Dajla en la nueva política de desarrollo lanzada desde la Casa Real marroquí, con la cual Dajla se beneficia de una dotación de 85.000 millones de dirhams anuales destinados a hacer crecer la región y sus infraestructuras.

 

A su intervención la siguió la del presidente de la Región de Dajla, equivalente a un presidente autonómico español, un poder puesto en marcha progresivamente por Marruecos a lo largo de su administración del territorio y elegido en las urnas.

 

En un perfecto español, Yanja Khattat felicitó la celebración de este foro como una “muestra clara y fuertes de la voluntad de trabajar juntos en cooperación asociación y buena vecindad. Este foro es una señal muy fuerte para los inversiones nacionales e internacionales, especialmente para los españoles”.

 

 

El ministro de Industria y Comercio, Ryad Mezzour, fue la última autoridad en intervenir a través de un mensaje video en el que alabó las grandes oportunidades que ofrece la región, en materia de energía turismo o pesca. Mezzour reconfortó a las empresas españolas presentes recordando los grandes esfuerzos de crecimiento que el Estado marroquí lleva a cabo en la región, materializados en un gran puerto industrial que hace de Dajla una puerta al mercado africano, y que se refuerza con la construcción de nuevas carreteras que conectan la ciudad costera con el interior del continente. Mezzour destacó también el importante papel que puede jugar Dajla en cuanto a energías renovables, especialmente el hidrógeno verde, que tiene en Dajla un lugar con todos los requisitos para ser producido de forma más que competitiva: sol, agua y aire. “Invito a todos los inversores para provechar esta oportunidad”, concluyó en ministro, también en español.

 

 

María José Tato, organizadora del foro y representante de la delegación española de empresarios fue la encargada de lanzar un mensaje de confianza a los empresarios. Desde su punto de vista de emprendedora, quiso dejar claro a los hombres y mujeres de negocios presentes en el salón de actos que la inversión en Dajla es una inversión segura.

 

 

“Mi primera aventura como empresaria en Marruecos fue de escepticismo”, comenzó María José Tato. “No sabía con lo que me iba a encontrar, si habría seguridad jurídica… Y con el tiempo me he llegado a sentir como en casa. Aquí hay una gran voluntad por colaborar con las empresas españolas, mucho optimismo y muchas ganas de trabajar”, continuó en un tono motivador para los empresarios.

 

Tato quiso dejar claros tres puntos: la seguridad jurídica que hay en la región, ofrecida por la administración del Gobierno marroquí. El dinamismo constante de la región, que gracias a las inversiones por parte del Estado experimenta un desarrollo constante. Y finalmente las grandes oportunidades que Dajla ofrece.

 

El evento, que se desarrollará a lo largo de los días 21 y 22 de junio, hará un “focus” sobre los 6 principales puntos de atractivo para la inversión de los que goza Dajla. Desde el Gobierno marroquí hay una clara apuesta por potenciar la pesca, la agricultura, el turismo, las energías renovables y la logística.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.