27 de septiembre de 2022

La digitalización es ya una realidad pues ahora tareas cotidianas como estudiar o trabajar, trasladaron parte o la totalidad de su actividad a canales online, manteniendo este esquema incluso con el regreso a la “normalidad”. En el ámbito de los negocios también ha habido una modificación importante y son cada vez más las compañías que migraron o sumaron plataformas digitales a sus operaciones. El Estudio sobre Venta Online en PyMEs 2021 de la AMVO en colaboración con GS1 México, afirmó que el 48% de las pymes comenzó a vender en línea debido a la llegada de la pandemia.

 

Esta adopción de plataformas digitales, en el caso de las micro, pequeñas y medianas empresas, ha traído consigo diferentes beneficios, desde incrementar sus ventas hasta llegar a nuevos públicos que, de manera física, posiblemente no hubieran podido alcanzar. Sin embargo, también se presentaron nuevos retos como el tener cada vez más competidores (6 de cada 10 pymes venden en línea) o el de cumplir con las expectativas de tiempos y calidad que demandan los compradores actuales.

 

El comercio en línea está creciendo de manera exponencial, lo que ha implicado un nuevo dilema a resolver con urgencia: el logístico. Si bien, las grandes empresas parecen tener este tema resuelto, para las pymes es un apartado pendiente y se agrava a medida que su venta digital se potencia. La eficiencia logística impacta y define, como nunca antes, en la experiencia de compra de los consumidores y representa un desafío para muchas marcas que buscan mejorar su calidad de envíos”, afirmó Juan Altamirano, cofundador de clicOH.

 

En términos logísticos, la AMVO asegura que las pymes enfrentan retos como altos costos de envío (56%), daños en los envíos (36%), precio del producto menor al costo de envío (36%) o cumplir los tiempos prometidos al cliente (31%), por mencionar algunos.

 

Afortunadamente cada vez hay una oferta más amplia de opciones para evitar esos y más inconvenientes y así los pequeños comerciantes puedan sostener el compromiso con los clientes. Tal es el caso de startups que surgieron a la par de la pandemia, y que de manera accesible, ofrecen soluciones de logística integral para  ayudar a las organizaciones de todos los tamaños que venden en línea a superar los retos en este rubro. Con la tecnología como eje, han contribuido a digitalizar y, por consiguiente, agilizar el proceso logístico completo, aportando, entre otras cosas, inteligencia de datos para tomar decisiones con mejor información.

 

Para las pymes con presencia en una o más plataformas de e-commerce como Mercado Libre, Shopify, TiendaNube o VTEX, es fundamental contar con sistemas que permitan la integración y automatización de órdenes provenientes de diferentes fuentes y que, además, tengan capacidad de ordenar el almacenamiento y ubicarlo cerca de la demanda, para acortar los tiempos de entrega, así como habilitar pick up points o puntos de retiro distribuidos en todo el país. Estas nuevas empresas de logística integral de eCommerce se están convirtiendo en los verdaderos aliados del negocio online orientando a las pymes en cómo reducir costos y escalar sin complicaciones.

 

De cara a una temporada en que las compras en línea apuntan a continuar su crecimiento, las pymes ahora pueden optar por tercerizar sus entregas en una solución de logística integral para cumplir con las expectativas de sus clientes, mejorar los niveles de satisfacción y, por lo tanto, darle un mayor impulso a sus negocios. En definitiva son nuevas estrategias para resolver lo que más le preocupa a las empresas de cara al cliente final: entregas seguras, eficientes y a tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.