22 de julio de 2024

Hablemos de más mexicanas chingonas

Qué bien se siente escribir dos días seguidos de mujeres exitosas que representan a México y lo hacen muy bien.

Hoy Alexa Moreno, aquella gimnasta que nos conquistó en el 2018 y nos dejó boquiabierto al convertirse en la primera mexicana en llevarse el Mundial de Gimnasia Artística lo vuelve a hacer y le aplaudimos desde México.

Alexa volvió a triunfar y hoy es en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en San Salvador. Después de dos años de cirugías en rodillas y tobillos, más un descanso propio para recuperarse en su totalidad, se llevó la medalla de oro en su especialidad e salto a caballo.

Alexa es de Mexicali y si no me equivoco, desde el 2010 compite como atleta de alto rendimiento en gimnasia olímpica. Obviamente quienes llegan a competir a este nivel, es porque tienen años de preparación, por no decir que comenzaron desde la infancia, como ella a los tres.

Su nombre no se nos olvidó por distintas razones, la principal por colocar a nuestro país por primera vez en un mundial de gimnasia olímpica y segundo por lo injusta que puede ser la sociedad, aún tratándose de un “igual”, es decir de una mujer atleta que como todos sueñan con ganar.

Desde los Juegos Olímpicos de Río en el 2016 le dijeron, le escribieron, le gritaron y la culparon por no ganar ninguna medalla. La señalaron por su físico, le diagnosticaron la razón por la que no pudo sumar más puntos y quedar en una mejor posición: no cumplir con los prototipos físicos de una gimnasta.

Ella era la culpable.

Como si no lo supiera una deportista en una disciplina individual. Cuando no hay un equipo, no hay manera de lanzar culpas, cuando eres tú sola siempre compites contra tus resultados pasados, contra tu agotamiento, tu miedo y tu vanidad.

Por favor. Lo irónico es que la turba de anónimos que la juzgaron y criticaron, se tuvieron que callar y aprender a ver lo que hay que observar con detalle es su habilidad y su persistencia.

Llegó el triunfo del 2018, el 2019 en Bakú y Corea 2019 con medallas de bronce y después la pausa.

Esta foto que ella misma comparte en su cuenta de Twitter tras llevarse tres medallas de oro, en piso, salto de caballo de forma individual, más una más en colectivo en la competencia femenina.

Sumando una de plata en all arund y una de bronce en la viga.

Esta foto representa cada línea que le he descrito aquí. Es el esfuerzo de años, es ganar y no ganar, pero nunca perder. No se puede hablar de derrotas con Alexa, si lo que ha hecho es perfeccionar su técnica y su habilidad en la gimnasia.

Esa sonrisa habla de su satisfacción plena con ella misma y su copete pintado de azul es el símbolo perfecto que lo que digan de ella, fuera de su talento, no le quita ni un pelo.

La imagen de una mujer mexicana que lleva el oro al cuello y el orgullo de su esfuerzo en su cuerpo.

¡En hora buena Alexa!

Te vemos en París 2024 para seguir hablando de ti y de todas las mujeres chingonas de nuestro país.

 

Lic. Laura Garza
| Fotógrafa | Consultora de Imagen y Comunicación | Digital  | Analista de Imagen | Columnista LópezDóriga.com | www.lauragarza.com | newsreportmx.com

Deja una respuesta