19 de abril de 2024

Dengue: infección transmitida por mosquitos

Dengue: infección transmitida por mosquitos

Ciudad de México, febrero de 2024.-Dengue: infección transmitida por mosquitos.- Aproximadamente la mitad de la población mundial vive en zonas vulnerables al dengue, una infección viral potencialmente mortal transmitida a través de las picaduras de mosquitos infectados. No hay tratamiento, y solo las personas que ya han tenido dengue son elegibles para la vacuna. En esta alerta de los expertos, la Dra. Stacey Rizza, especialista en enfermedades infecciosas en Mayo Clinic en Rochester, Minnesota, comparte información importante sobre el dengue.

 

Dengue: experta de Mayo Clinic explica la infección transmitida por mosquitos

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la incidencia mundial del dengue está aumentando. La región de las Américas tuvo un récord de más de 4.2 millones de casos nuevos el año pasado, liderado por Brasil con 2,9 millones; Perú con 271.279; y México con 244.511, según los datos presentados por la Organización Panamericana de la Salud (OPS). La región tuvo 6.766 casos graves – liderados por Colombia con 1.504; Brasil, 1.474; y México, 1.316 – y 2.050 muertes, según la OPS. Solo Canadá está libre de la enfermedad y del mosquito que la transporta, dice la OMS.

 

Brotes recientes de dengue en Brasil llevaron a las autoridades de salud pública a lanzar una campaña de inmunización dirigida a niños de 10 y 11 años.

 

«Cuatro subtipos diferentes del virus pueden causar infecciones en humanos», dice la Dra. Rizza, directora médica ejecutiva de la región Asia-Pacífico de Mayo Clinic. «Siempre que se tiene un número significativo de mosquitos en ambientes cálidos es donde se encontrará la transmisión del dengue.»

 

Las personas que viven en zonas tropicales y subtropicales cálidas y húmedas son particularmente vulnerables al dengue.

 

«Es por eso que se lo ve en partes del mundo como el Sudeste Asiático, América del Sur, el Caribe e incluso en algunas partes del sur de los Estados Unidos, alrededor de Florida y Louisiana», explica la Dra. Rizza.

 

Las personas pueden contraer dengue más de una vez. El principal transmisor del dengue es el mosquito Aedes aegypti, conocido por picar tanto en el día como en la noche. Aproximadamente 1 de cada 4 personas infectadas con el virus experimentan síntomas que van de leves a graves.

 

«Las personas a menudo presentan fiebre, dolor corporal, óseo y muscular. A menudo, incluso describen un dolor detrás de los ojos», dice la Dra. Rizza. «Pueden presentar náuseas, vómitos e incluso diarrea.»

 

Aunque la mayoría de las personas se recupera en aproximadamente una semana, los casos graves pueden provocar emergencias potencialmente mortales.

 

Los síntomas de la fiebre del dengue grave pueden incluir:

 

Dolor de estómago severo.

Vómitos persistentes.

Sangrado de encías o nariz.

Sangre en la orina, en las heces o en el vómito.

Hemorragias debajo de la piel, que pueden parecer hematomas.

Dificultad para respirar o respiración acelerada.

Fatiga.

Irritabilidad o inquietud.

Desafortunadamente, no hay tratamiento para el dengue.

 

«No existe un antiviral o tratamiento para el dengue», dice la Dra. Rizza. «Como tratamiento tenemos lo que llamamos terapia de apoyo. Es importante mantener una buena hidratación, especialmente porque estas personas están enfermas y tienen fiebre. Pueden usar acetaminofén para tratar la fiebre, reducir la temperatura y luego asegurarse de que ingieran líquidos y  puedan comer algo.»

 

«Si se enferman gravemente y se deshidratan, deben ir al hospital y pueden necesitar hospitalización para recibir atención», dice la Dra. Rizza. La gente con dengue grave puede necesitar líquidos y electrolitos por vía intravenosa, control de la presión arterial y transfusión para reemplazar la sangre perdida.

 

Se ha aprobado una vacuna en muchos países para niños de 9 a 16 años que han mostrado evidencia de infección por dengue.

 

«La vacuna está destinada a las personas que ya han tenido evidencia inmunológica de una infección previa por dengue, y luego la vacuna para ayudar a evitar que vuelvan a infectarse», señala. Sin embargo, la vacuna no ha sido aprobada en los Estados Unidos.

 

La prevención de las picaduras de mosquitos es vital para prevenir el dengue, afirma la Dra. Rizza, quien comparte los siguientes consejos para evitar la transmisión: 

 

Usar repelentes con DEET, picaridina o aceite de eucalipto de limón para prevenir las picaduras de mosquitos.

Eliminar el agua estancada donde los mosquitos puedan poner huevos.

Eliminar los elementos que acumulan agua, como jarrones y platos de macetas.

Asegurar que las pantallas de las ventanas estén intactas y que las puertas estén cerradas para mantener alejados a los mosquitos.

Usar ropa protectora, como pantalones y camisas de manga larga.

El mosquito Aedes aegypti es responsable de varias infecciones virales, como el dengue, la fiebre amarilla, el chikungunya y el zika. Tomar precauciones puede prevenir su transmisión.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Deja una respuesta