mar. Jun 25th, 2019

Ciudad de México, 1 de abril de 2019 – Observa las dos imágenes de abajo durante unos diez segundos y es probable que notes un cambio pequeño pero significativo. Si eres un conductor que también hace ciclismo, lo más probable es que haya notado esa diferencia con mayor rapidez.

 

Puede que solo sea cuestión de segundos, pero la velocidad con la que se identifican los cambios en carreteras podría afectar los tiempos de reacción y lo que suceda. Por esta razón, Ford realizó una investigación, como parte de la campaña “Share the Road” la cual busca fomentar la armonía entre los usuarios de las calles para que todos puedan disfrutar de viajes más seguros. Esta campaña forma parte del programa de entrenamiento de conductores jóvenes Ford Driving Skills for Life (Ford DSFL).

 

“Los conductores jóvenes necesitan desarrollar habilidades que los ayuden a convertirse en conductores seguros, cuidadosos y considerados”, comentó Jim Graham, gerente de Ford DSFL.

 

Para el estudio, Ford pidió a dos mil personas en Francia, Alemania, Italia, España y el Reino Unido que examinaran pares de imágenes aparentemente idénticas pero que muestran una variedad de escenas de tráfico. En cada escenario, los conductores de bicicleta fueron más rápidos para detectar la diferencia.

 

Los conductores que utilizan con mayor frecuencia la bicicleta identificaron los cambios en las imágenes en menos de diez segundos, mientras que aquellos que no utilizan la bici tomaron en promedio más de un minuto en descifrar las pruebas. Asimismo, se encontró que el primer grupo también tuvo tres por ciento más de probabilidades de identificar correctamente los detalles.

 

Más de 38 mil jóvenes de 18 a 24 años de edad mueren cada año en las carreteras por accidentes viales, llegando a ser la causa principal de muerte en este grupo de edad. En México, de acuerdo con estudios realizados en 2018 por la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, 35 por ciento de las personas que tienen algún accidente vial son jóvenes y de éste porcentaje, el 64 por ciento es de automovilistas mientras que el uno por ciento es de ciclistas.

 

En Ford DSFL, se permite a los asistentes experimentar “WheelSwap“, una experiencia de realidad virtual innovadora que permite a los automovilistas y ciclistas comprender las posibles consecuencias de conducir el auto y montar en bicicleta sin tener en cuenta a los demás usuarios. El año pasado, el 78 por ciento de los participantes de Ford DSFL dijeron que cambiarían su comportamiento hacia los usuarios de la carretera después de experimentar esta experiencia.

 

Las sesiones también demostraron el “Dutch Reach”, una técnica que puede ayudar a evitar que los conductores golpeen inadvertidamente a los ciclistas cuando abren la puerta de un automóvil, capacitan al ciclista en lugares ciegos y ofrecen una experiencia de primera mano sobre cómo garantizar que se mantenga una distancia segura. Los requisitos legales difieren en toda Europa, pero se recomienda a los conductores que mantengan una distancia de hasta 1.5 metros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *