lun. Jun 24th, 2019

Aun cuando México tiene una amplia zona costera que reporta una actividad industrial dinámica, no cuenta con un sistema portuario ni infraestructura adecuada o equipamiento ni ha aplicado los recursos necesarios para modificar esta situación, alertó el doctor Hugo Javier Buenrostro Aguilar, investigador de la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Nacional Autónoma de México.

En la conferencia magistral: La sustentabilidad el reto de las autoridades portuarias, ofrecida en la Sala Sandoval Vallarta de la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), expuso que es fundamental mejorar el transporte y el sistema marítimo del país, con el fin de contribuir al cuidado del medio ambiente y la economía nacionales.

En su participación en el Tercer Congreso internacional de administración sustentable: el reto de la empresa ante la competitividad sustentable enfatizó que entre 80 y 90 por ciento del comercio internacional utiliza este medio de transporte, convirtiéndolo en factor clave para el desarrollo de la industria mundial, sin embargo, en 2015 se establecieron condiciones globales nuevas en el uso de los puertos para que sean socialmente más aceptables, accesibles, fiables y convenientes con el entorno.

El doctor en Ciencias de la Administración expuso que la gran cantidad de accidentes, la mayor generación de contaminantes en aire y mar, así como el aumento de derrames químicos, sobre todo de azufre, son la causa del rechazo a esta forma de transportación por la población.

Por todo ello es preciso realizar estudios sobre las operaciones portuarias y revisar las prácticas ambientales, con el propósito de generar un plan de acción y exigir un cambio en las leyes portuarias y de navegación, pues las actuales contenidas en códigos civiles y penales plantean sólo aspectos de competitividad, pero no toman en cuenta o ignoran por completo la sustentabilidad.

Existe una larga lista de retos económicos, medioambientales, sociales y políticos que enfrenta la reorganización de los principales puertos en México, en especial en Acapulco, Veracruz o Manzanillo y de hecho, muchos compiten entre ellos en lugar de funcionar de manera conjunta.

Los contaminantes registrados en el Golfo de México están afectando gravemente a la fauna marina, por lo que se ha comenzado a producir una sobrenutrición del océano por la gran cantidad de moluscos depositados en los puertos, ya que quedan incrustados en los buques, perturbando la fauna local con otras especies que no son endémicas o adecuadas para ese ecosistema.

De igual forma, las emisiones de gases, el derrame de hidrocarburos y la remoción de sedimentos por el dragado del suelo ocasionado por el movimiento de las embarcaciones ha mermado el hábitat natural de esos animales. A todo ello se suma la gran cantidad de energía que se utiliza día y noche, pues todo el tiempo se realizan actividades sin algún tipo de control en las emisiones de carbono.

Buenrostro Aguilar recomendó controlar el tráfico de buques, aplicar mayores recursos federales para mejorar la infraestructura en los puertos, cuya existencia está amenazada por el incremento del nivel del mar, además de utilizar combustibles alternativos, como el empleado por Ucrania que opera con energía solar, aunque su capacidad de carga sea menor.

La actividad fue convocada por el Cuerpo Académico Estrategia Empresarial Mexicana y el área de investigación Planeación Estratégica de las Empresas adscritos a la División de Ciencias Sociales y Humanidades de la Unidad Iztapalapa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *