sáb. Sep 21st, 2019

La cuarta transformación de México, postulada por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, representa una tentativa por conducir el cambio histórico del país en una dirección que lleve a la superación del neoliberalismo y a una sociedad más igualitaria; sin embargo es muy pronto para saber si este cambio de régimen será o seguiremos en el periodo precedente, consideró el doctor Carlos Illades Aguiar.

Cuando se alude a la cuarta transformación se piensa en la superación del neoliberalismo y “ciertamente hay algunos pasos en la dirección de la justicia social”, pero por otro lado hay también “ciertas políticas que no han roto con el pasado”, sostuvo el investigador del Departamento de Humanidades de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), quien será investido el 4 de junio como miembro de número de la Academia Mexicana de la Historia, convirtiéndose en el primer investigador de la Institución en formar parte de este seminario.

Luego de seis meses de este gobierno “los resultados me han parecido mixtos”; el tema económico, por ejemplo, “me parece que es el punto más flaco” del proyecto de López Obrador, porque “tiene dificultades para pensar la globalización, pues sabe que no se puede quedar fuera de ella y de ahí el apuro por firmar el Tratado México, Estados Unidos, Canadá.

Por otro lado, “la obsesión por rescatar a Pemex no es que me parezca mal, pero la manera como lo está haciendo significa un costo muy alto para otros rubros del gasto, sobre los cuales estamos empezando a ver las consecuencias”.

En términos económicos “debería tomar más elementos de participación del capital nacional y extranjero, y no recargar sólo en las finanzas públicas el rescate de Pemex, que para él (López Obrador) será la palanca del desarrollo.

Sin duda es fundamental que México sea un país más igualitario y menos polarizado en términos del ingreso, pero “en lo que no estoy plenamente convencido” es en los mecanismos, ya que las políticas sociales deben institucionalizarse y no consistir tanto en ayudas directas a la población (que además se prestan a la manipulación electoral), sino generarse a través de un Estado social que redistribuya el ingreso.

En relación con la lucha contra la corrupción los resultados son también un tanto desiguales, ya que éste fue exitoso en términos propagandísticos con el combate al huachicol, pero no ha habido plena transparencia en la asignación de contratos en Pemex, por ejemplo.

En el ejercicio del gasto “se ha visto una política de austeridad excesiva” y si bien es necesario eliminar gastos superfluos, esto no debe ser a costa de servicios básicos fundamentales como los del sector salud.

En cuanto al ejercicio del poder, el también miembro de la Academia Mexicana de Ciencias dijo que sin duda la administración de López Obrador tiende a la centralización, por lo que “es un gobierno de claroscuros: ha hecho cosas positivas y ha cometido errores importantes”.

Dentro de las limitaciones que impone la globalización y el control de grandes capitales en la economía mundial, las estrategias no han sido plenamente acertadas “y creo que se podría hacer todavía más, aun con los escasos márgenes” con que cuenta.

El doctor en Historia por el Colegio de México y Premio de Investigación Edmundo O’Gorman en teoría de la Historia e Historiografía afirmó que esta es una época de migrantes en el mundo y el éxodo centroamericano va más allá, porque se trata de desplazados por la guerra y la violencia, es decir, “ya no es la búsqueda de un trabajo, sino la imposibilidad de vivir en sus países”.

En este sentido México se encuentra en una situación “complicadísima e inédita”, porque se trata de un fenómeno masivo y “no tiene la capacidad para enfrentarlo”, además si no llega a un acuerdo en los próximos meses –lo cual se ve difícil porque están por iniciar las campañas electorales en Estados unidos y a Trump le conviene agitar el fantasma de la migración– “le puede estallar un problema inmenso”, advirtió.

El doctor Illades Aguiar será investido como miembro de número de la Academia Mexicana de la Historia, en una ceremonia que se llevará a cabo este 4 de junio, a las 19:00 horas, en la Academia Mexicana de la Historia, ubicada en Plaza Carlos Pacheco 21, colonia Centro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *